miércoles, 19 de agosto de 2009

Poema del Manicomio, de Carlos Oquendo de Amat










Carlos Oquendo de Amat fue un poeta peruano que nació en Puno en 1905 y murió en Navacerrada (España) en 1936. Precoz y genial asimilador de la corriente vanguardista de su época, a los 21 años publicó su único poemario que tituló 'Cinco metros de poemas', un largo listón de papel doblado en forma de acordeón donde desplegaba su verso musical y preñado de audaces imágenes .




Carátula original de 'Cinco metros de poemas'

Oquendo fue partícipe de los movimientos comunistas nacientes en el Perú por lo que fue expulsado del país por la dictadura entonces de turno. Erró por diversos países americanos y recaló en España, donde se aprestaba a participar en el ejército de la República cuando la tuberculosis acabó con sus días.



En internet circulan estas dos fotografías bajo el nombre de Oquendo. (*)



Incluímos la imagen facsimilar de 'Poema del manicomio' para apreciar la tipografía y disposición gráfica original. Celebramos su hallazgo, participamos su deleite, osamos ansiarlo como inmerecido blasón de este blog.


ENLACE:

- Cinco metros de poemas, de Carlos Oquendo de Amat (Versión facsimilar).



(*) Añadido del 11.11.2009.

9 comentarios:

sin pepas... dijo...

impactante. ¿dónde andas lizardo que encuentras ese tipo de joyas?

asteroide 612 dijo...

Ésa no es la foto de Carlos Oquendo De Amat.

Lizardo dijo...

Muchas gracias por el dato. Lamentablemente la foto que consigné inicialmente es la más difundida. La segunda, de tono sepia, lo es menos. No he hallado una discusión autorizada respecto a la iconografía de Oquendo -tan breve y distante su periplo biográfico y el injustamente escaso interés que a veces se le otorga- pero evidentemente ambas fotos no corresponden a la misma persona.

Franco Ferraro ; Alonso Checa ; Miguel Tola ; Miguel Tudela; Manuel Gutiérrez dijo...

Segùn mi libro de literatura, es la segunda, la cual para mi no tiene ningun parecido a la primera.

Allan Azulbotón dijo...

Hola. Efectivamente Oquendo es el de la segunda foto y sí hay un estudio al respecto. Lastimosamente no tengo el libro, pero puedo dar fe de él y de sus datos porque hace tiempo en un número de la revista Somos hicieron un artículo a propósito de su publicación. Espero puedas obtener más datos al respecto. Saludos desde Comas.

ursula iguaran dijo...

hola lizardo

hace un tiempo lei este libro tan intenso y con un ritmo extraordinario...sin poesia la ruta no tendria sentido
el otro dia veia un video del escultor andy goldsworthy
interesante...

un par de poemas urgentes en los minutos 3:33 y 4:43

http://www.youtube.com/watch?v=KklH72SRf2M

bueno queria compratir un poco
muchas gracias por oquendo

no necesariamente tienes que publicar esto
a veces siento que puedo compartir contigo es curioso.. no se como nombrar a esta sensacion me pasa igual que con marco un amigo al que conoci por una revista cuando vi sus trabajos y su mirada senti que eramos amigos imaginate...entonces le escribi y efectivamente eramos amigos mira tu..hace 10 años de nuestra amistad via internet..en fin...disculpa lizardo tanto rollo
por ahi que podemos ser amigos tambien no?
saludos!






Lizardo Cruzado dijo...

Hola Úrsula:
Me alegra mucho recibir tu comentario, gracias por los enlaces, encantado siempre de recibir tu visita y de considerarme amigo tuyo por este medio.
Un cordial saludo, amiga.

ursula iguaran dijo...

lo maximo !!
un nuevo amigo con quien compartir y conversar un poco,muchas gracias por la buena lectura en tu blog y por tu poesia tambien ...sigues haciendo poemas? los cuelgas en algun blog? (poemas colgados para que sequen....)(poemas colgados recien suicidados)(poemas colgados...olvidados...)(.....)
hoy leia a blanca varela y todo el dia fueron sus versos
todo el dia (y ahora la noche) sus atmosferas..
recuerdo una vez que pude enviarle un regalo con una nota de agradecimiento dicen que le llego y sonrio...ya habia decidido no hablar nunca mas...

Lizardo Cruzado dijo...

Qué lindo detalle aquél del obsequio a Doña Blanca, no dudo que le produjo una sonrisa a ella.
Ah, los poemas...
Un cariñoso saludo ;-)