martes, 25 de agosto de 2009

Dos libros de Psiquiatría y uno sobre lectura de la mente





En mi haber son y sobre mi pupitre contemplo las recientes ediciones del Comprehensive Textbook of Psychiatry y el New Oxford Textbook of Psychiatry, ambas en circulación desde hace pocas semanas. Huelga decir que no pretendo exégesis ni la más mínima acerca de las miles de páginas del Kaplan ni del New Oxford. Sea sólo primicia -y tal vez jactancia- de nuevos libros.

El Kaplan es el tradicional texto norteamericano de Psiquiatría -va por su edición nona-, muy difundido en nuestro medio así como en otros países influenciados por la psiquiatría yanqui. Su énfasis en la vertiente biológica es prominente. Su primer capítulo es emblemático: Neural Sciences - Introduction and overview y desarrolla a lo largo de algunos cientos de las páginas iniciales un despliegue de actualizada investigación sobre neurotransmisores, receptores, genes, moléculas, segundos mensajeros, ritmos cronobiológicos y otros tecnicismos que se asumen piedra angular de la psiquiatría y por ende encabezan el voluminoso tratado. Menudean en la parte estrictamente clínica los cuadros que compendian los numerosos criterios y trastornos considerados en el DSM-IV empero se hacen extrañar descripciones nosológicas enjundiosas y pormenorizadas, contimás si hablamos de un texto abarcativo de varios miles de páginas. Un botón de muestra: sobre Trastorno Dismórfico Corporal -del que discutimos hoy un caso en la Peña de los Martes- el Kaplan nos ofrece la desmesura de sólo una escueta página.

El New Oxford Textbook of Psychiatry es por su parte un texto de reciente introducción en nuestro medio. Su autoría es compartida por autores de extracción diversa y entre los cuatro editores principales figuran dos británicos (MG Gelder y JR Geddes) y un español (López Ibor Jr) además de la norteamericana N Andreasen, todo lo cual le brinda un loable aire de ecumenicismo al tratado desde el mismo introito. No faltan, cierto es, otros psiquiatras norteamericanos (el mismo Nemeroff es autor de un capítulo sobre neuroendocrinología) pero una interesante mayoría de autores europeos alienta una saludable perspectiva para estos lares atiborrados de 'De-ese-eme-ología' casi totalitaria. Alegra ver los nombres de psiquiatras como Pierre Pichot, Jean Garrabé, Alistair Munro, Benedetto Saraceno, Jules Angst, Andrew Sims, Sidney Bloch, entre otros, que a manera de feliz conjunción estelar engalanan este tratado con sus contribuciones y refrescantes puntos de vista.

El New Oxford Textbook of Psychiatry es abierto por un capítulo sugestivamente titulado: La perspectiva del paciente, el cual versa no sobre las moléculas sino sobre el individuo sumido en la patología mental. El capítulo es apertura conveniente para la sección primera dedicada al objeto de estudio y el enfoque de la psiquiatría: allí se aglutinan acápites sobre el estigma psiquiátrico, la enfermedad mental y su impacto en la salud pública mundial, ética y valores en psiquiatría, historia de la psiquiatría, además de aspectos sobre fenomenología descriptiva, evaluación psiquiátrica y otros tópicos que se resumen en el capítulo De la ciencia a la práctica.

Una cita tomada de M Coate en su libro Beyond all reason, recuento de su propia psicosis, corona la apertura del New Oxford, la cual traduzco así:


"Gracias al cuidado de los doctores y a que uno de ellos siguió creyendo en mí aún cuando yo no creía ya en nada, es que he podido sobrevivir para contar mi historia. No son únicamente los doctores que ejecutan arriesgadas cirugías o administran medicamentos que salvan vidas en agitadas emergencias los que resguardan el precario peldaño entre la vida y la muerte. Permanecer calmado dentro de un consultorio y entrevistarse con alguien puede no parecerle al público un acto heroico ni dramático. En medicina hay muchas maneras de salvar vidas. Ésta es una de aquellas maneras."
Esto me lleva al tercer tomo de la trilogía y que podría parecer parapsicológico o psicopatológico. ¿Qué cosa? ¿Leer la mente? Ciertamente no pretende el título aludir a alguna forma de percepción extrasensorial o a una delusión de enajenación del pensamiento. Su propósito es más sosegado. 'Mindreadings -Literature and Psychiatry', editado por Femi Oyebode y publicado por el Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido, reconoce que así como la literatura explora baqueana los sentimientos y pensamientos de los seres humanos, la psiquiatría podría aprender y enriquecerse mucho a partir del diálogo con la literatura, pues también su quehacer consiste en leer la mente de mujeres y de hombres. Esto invita a la posibilidad de una psiquiatría más humana -frase retórica pero que no exonera su verdad-. Bello libro, sin duda, y lo debemos al infatigable cazador de recursos bibliográficos en la Internet, nuestro dilecto colega Favio Vega y su Blog Docencia en Psiquiatría (desde donde se puede descargar el libro de Oyebode).