martes, 30 de junio de 2009

La psiquiatría presentada ridículamente simple








Este es un librito para no especialistas o para especialistas en agraz -que a fin de cuentas, en cierto modo lo somos siempre todos-. Aquí en Perú solemos llamar a este tipo de manuales cariñosamente "mataburros" y suelen dejarnos mejor recuerdo muchas veces que los pantorrilludos tratados inaccesibles por su alambicado lenguaje o por ese vano afán de hacerse los importantes a fuerza de ser abstrusos y barrocos.

Hojeando el libro -no de modo literal, claro, o debiera decirse 'pantalleando' el libro- se nos ha despertado el deseo de redactar ese librito por nosotros soñado, algo así como: Principios Elementales y Principios Fundamentales de Psiquiatría de Urgencias. No más de veinte paginitas pero con prólogo de Nemeroff o Ghaemi o Stucchi, qué se yo, un monstruo de aquellos. Algún día será...

'Psiquiatría presentada ridículamente simple' es un manual asequible y básico que nos acerca a la psiquiatría en vez de alejarnos de ella. Como muchas veces repetimos, la psiquiatría no es difícil, los difíciles suelen ser los pacientes...


ENLACE:

8 comentarios:

sin pepas... dijo...

¿cuándo será ese día, lizardo? quiero verte publicando algo de nuevo...

Ivo dijo...

Mientras esperamos la nueva producción de Lizardo sería saludable poder contar con versiones en español de este libro y el de Patel. ¿Alguien se anima?

Ivo dijo...

Un off-topic.
"...el té contiene L-teanina, un aminoacido que contraresta los efectos nocivos de la cafeína...también influye en los neurotransmisores del cerebro que afectan la dopamina y los niveles de serotonina que envían las señales cerebrales de saciedad. Así, mientras más té beba usted, más fuerte será el mensaje de su cerebro, que le dirá:'yo no tengo hambre'...el té no solamente ayuda a perder peso, sino que también ayuda a reducir su apetito"

¿Que hay de cierto en todo eso?

Ivo

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

¿Los difíciles suelen ser los pacientes... o los psiquiatras?

sin pepas... dijo...

oye ivo, no sé sobre lo que has escrito pero lo que sí sé es que el té contiene cafeína, por eso en algunos paquetes de té se lee "descafeinado" y mis amigos iraníes toman té a tal grado que tienen un aparato especialmente preparando té todo el día, y ¿sabes qué? están gordos como chanchos... así es que si estás queriendo bajar de peso, te recomiendo el DDT (Deja De Tragar)

Lizardo dijo...

Vamos a investigar sobre las propiedades anorexigénicas supuestas del té y será motivo de un post. Me interesa en sumo gramo para reducir unos "gramitos" de más que exornan mi apolínea figura.

Lizardo dijo...

Respecto al comentario de mi profesor y jefe Dr. Stucchi, humildemente debo expresar que, en esta época de medicina basada en evidencias, carezco de ellas en sistematizado modo: en mi corta experiencia psiquiátrica he tratado tal vez 5000 pacientes a lo más pero no he conocido más de 20 ó 30 psiquiatras y todos ellos profesores o jefes míos, todos ellos dechados de virtudes y excelencias, todos abigarrados de méritos y cualidades excelsas, todos abotagados de currícula elefantiásicos y epónimos. ¿Podría, pobre de mí, tener una visión objetiva de tal diferendo?
Era una frase retórica y vacua nomás, una frase.

Ivo dijo...

Vamos por partes y cucharadas.

Los que están metidos en el mundo del té hablan de un triunvirato llamado Té-3: cafeína, L-teanina y galato de epigalocatequina-3(EGCG).

Los tres se relacionan con la perdida de peso, los tres serían anorexigénicos.

La cafeína promovería la termogénesis pero tendría efectos ecundarios (eleva los niveles tanto de insulina como de azúcares en la sangre). Aquí entra a tallar la L-teanina contrarrestando los efectos indeseados de la cafeína.

Por último el EGCG, un antioxidante que estimula el metabolismo, reduce los niveles de trigliceridos en la sangre e inhibe la acumulación de ácidos grasos en las células grasas.

Esa es la información de que dispongo.