miércoles, 8 de abril de 2009

El 'Instituto Guestalt' da la hora en cuanto a salud mental






Uno de los mayores comunicadores sobre salud mental en nuestro medio, Lic. Manuel Saravia



De Perú.21 (07.04.2009)

El Instituto Guestalt de Lima (IGL) informó que el 90% de la población se resiste a buscar ayuda de un psicólogo o psiquiatra debido al temor, prejuicios, creencias erróneas o desconocimiento. Esto influye de manera negativa en su comportamiento cotidiano.

Solo uno de cada 10 peruanos busca ayuda mental especializada cuando tiene problemas, reveló el Instituto Guestalt de Lima (IGL).

Con motivo del Día Mundial de la Salud, el director del IGL, Manuel Saravia, dijo que el 90% de la población se resiste a buscar ayuda de parte de un psicólogo o psiquiatra debido al temor, prejuicios, creencias erróneas o desconocimiento, que influyen de manera negativa en su comportamiento.

“La gran mayoría de personas siente temor de ir a buscar ayuda psiquiátrica o psicológica porque piensa que puede ser señal de locura. Ello es solo un estigma que no tiene nada de verdad”, señaló.

Sostuvo que cada vez es más común observar a personas que llegan a consulta con cuadros de descontrol emocional y síntomas tales como ansiedad, angustia, tristeza, desesperación, cansancio y baja autoestima.

El representante del IGL pidió a la población no esperar casos extremos para visitar al psicólogo, ya que “lo saludable es acudir al profesional de la salud mental cuando tengamos problemas con uno de nuestros roles en la vida y no nos sintamos bien en el ámbito personal, familiar, laboral, entre otros”.

Arguyó que otra característica común es que “las personas buscan ayuda cuando el problema emocional viene acompañado de problemas físicos, siendo los más comunes el estrés y la ansiedad, los cuales se manifiestan a través de problemas gastrointestinales”.

Cifras del IGL demuestran que los peruanos solo buscan ayuda cuando atraviesan por una crisis emocional muy fuerte o un problema extremo que no pueden controlar, como son cuadros de depresión severa, ansiedad, trastornos de personalidad, entre otros problemas.

Uno de los aspectos más preocupantes de la salud mental es que solo la mitad de pacientes continúa un tratamiento. La otra mitad abandona la terapia después de dos o tres meses de haberla comenzado y no asiste a los controles respectivos.

Según Saravia, esto afecta la salud de los pacientes, “ya que la cura es parcial y podría degenerar en una recaída de trastornos como la ansiedad y la depresión, que podrían llevar al paciente a complicaciones de distintos tipos”.


NOTA DE REDACCIÓN: Diáfano mensaje del Licenciado Manuel Saravia. ¿Qué más agregar?

2 comentarios:

Martin Arevalo Flores dijo...

Creo que la intención de "promocionar" la salud mental es buena sin importar la profesión, obviamente tomando en cuenta algunos putnos.
Para promocionar algo hay que enterarse la realidad de ese algo y no lanzar cifras que no son respaldadas por nadie. Sería bueno saber ¿en que estudio ha salido publicado esos datos de los que habla el licenciado?, ¿son estudios hechos en nuestro medio o provienen del extranjero?.
Otro punto es ¿cuál es el impacto que va a tener sobre la población lo que se declara a los medios?. Recordemos que hace poco alguien habló de epidemia de Pseudomona, cuando esta bacteria esta en las UCI´s desde hace un montón de años.
Si queremos educar a la población, hagamoslo correctamente. ¿Y como es correctamente? me parece que mostrando la visión mas amplia y veraz sería un buen primer paso.

*Acerca del post sobre Nemeroff y el lanzamiento del libro del Dr. Stucchi, la cola que han traído en la lista de la app ha desplazado las discusiones teológicas. Se agradece. De vez en cuando cambiar de tema es saludable ¿no?.

Lizardo dijo...

Sí.
Opino que Miguel Saravia ocupa un espacio clamorosamente abandonado por voceros que debieran ser oficiales como por ejemplo el Instituto Nacional de Salud Mental. Desde luego, no es tampoco una iniciativa idealista ni desinteresada la de Saravia, obviamente, sino que el licenciado así se "marketea" y lleva agua para su molino: el 'Instituto Guestalt'.