sábado, 9 de mayo de 2009

El "loco" Freire



 
Este no es el Loco Freire.

El término "loco" es una expresión que popularmente se aplica de modo alegórico a diversas personas de nuestro entorno, aunque no tengan un problema psiquiátrico adscribible a la "locura", sino que así trata de graficarse el desconcierto, el estupor y a veces el rechazo que nos genera la manera anárquica de pensar o conducirse de una persona, el modo impredecible y arbitrario, el talante impulsivo o hasta desbocado y fuera de control de su proceder en el medio familiar o social con su plétora de normas y presupuestos, que son ignorados todos o avasallados por el "loco".

Ya Erasmo de Rotterdam en su "Elogio de la Locura" hacía una defensa satírica de la espontaneidad, el desparpajo, el desenfado, el albedrío, la creatividad y la alegría de vivir, en oposición a al empaque y presunción hipócritas que criticaba en las ideas y sistema político y social de su tiempo. Basta revisar algunas frases célebres para reconocer el polisémico sentido que se adjudica a la locura. El popular refrán ya lo dice: "de poeta y loco, todos tenemos un poco": sólo debemos rescatar entonces a ese soterrado "loco" que tenemos todos aherrojado con camisa de fuerza dentro de nosotros mismos.


Este sí es el "Loco" Freire.

 
Largo exordio para presentar a Luis Freire Sarria (Lima, 1945), proverbial "loco" de nuestra literatura y del humorismo en el Perú, reciente ganador del Premio de Novela del Diario "El Comercio" por su obra "El perro sulfúrico" presentada con el peculiar seudónimo Demetrio Cagafuego-, y autor de diversas obras -imagínense que tiene una llamada "Camisa de fuerza" (1986)- y la desternillante "César Vallejo se aburrió de seguir muerto en París" (2007), entre otras. Freire se caracteriza por su imaginación desenfrenada, su pensamiento fantástico, su talante ferozmente lúdico y por un humor que dinamita la realidad como protesta total, no sólo desde lo político o lo ideológico.

Sin más rémoras nuestras, aquí algunas prosas de "El libro de los ingenios" (1997):



Se ha perdido el antiguo encanto de la virginidad. Las mujeres abominan del himen intacto y a los hombres les importa un cuerno romperlo.

Recupera el candor de la virgen limeña de antaño usando el jabón perfumado Very Old Beauty, a base de perejil indiano, crema de belleza y extracto liofilizado de himen, que despierta el provocativo perfume de la virginidad.

Envuelve a tu hombre en aromas de inmaculada concepción, diviértelo con la inocente perversión de sentirse un cardenal consumando la seducción de la Beatita de Humay.

La moda retro impone de nuevo el himen intacto. Déjate perfumar con el olor de la inocencia que garantiza Very Old Beauty, el jabón de tocador de las once mil vírgenes.
Nalgas de cartuja y culito de ángel con Very Old Beauty, el jabón que preserva los buenos pensamientos y perfuma los malos.



Para "esos embarazos", toallitas sanitarias femeninas Aspirator Plus. Son tan, pero tan absorbentes, que no sólo acaban con las molestias de "esos días", sino que absorben un embarazo sin manchar la ropa, despedir malos olores, ni abultar pantalones por más estrechos que vayan.

Su malla Black Hole es plana como una hoja de papel y está perfumada con aromas naturales a flores de mayo y lirios del campo. Absorbe "el problema" y lo aplana sin que nadie lo note, porque aplica la tecnología desarrollada por la observación de los agujeros negros del espacio estelar, donde las tres dimensiones de la materia son reducidas a la infraplanitud. No ancho, no largo, no alto, no baby.

Aspirator Plus debe manejarse con cuidado. Una exposición muy prolongada al poder absorbente de la Black Hole puede acabar con los órganos internos en la malla... y nadie lo notará.




El "Loco" Freire recibiendo el apapacho de Vargas Llosa en la reciente premiación.





En esos tantos lugares del Perú donde no existe agua potable, resulta incomprensible desaprovechar la que se desperdicia por la nariz durante gripes y resfríos.
Batman Chipana es el ingenioso creador del caño purificador de mucosidades nasales que filtra, desinfecta y concentra el agua de las secreciones producidas en abundancia durante esos malditos resfríos invernales.
Estudios realizados por el propio Chipana demuestran que un agripado promedio desperdicia un litro de agua al día en el aire, el piso y el pañuelo. Con el uso constante del caño purificador de mocos bien asegurado a la nariz, se puede acumular esos litros y guardarlos en barriles que libren a millones de peruanos de los aguateros abusones.
Bastaría un centenar de agripados pertrechados de su respectivo caño purificador, para solucionar la sequía cotidiana que sufren tantos pueblos del país. El gobierno tiene la palabra.


De la patria de la célebre cuchilla suiza viene el crucifijo multiuso ideal para ritos de Semana Santa y todos los que exige el santoral católico. Confeccionado en acero inoxidable y recubierto de vinilo rojo, el crucifijo suizo contiene un fino rosario acrílico fosforescente, un tubito-gotero con agua de Lourdes y otro de simple agua bendita, un conjunto plegable de estampas impermeables del Señor de los Milagros, la Virgen del Carmen, el Sagrado Corazón de Jesús, San Martín de Porres, Santa Rosa de Lima, la Virgen de Fátima y una bendición de su santidad Juan Pablo II. Asimismo, una biblia miniatura con ambos testamentos, el misal católico del caballero hispano, un juego de seis hostias miniatura consagradas en Roma y hasta un latiguillo retráctil para azotarse discretamente la carne pecadora cuando nos gana la lujuria en el micro, frente a un par de piernas provocativas.

El Crucifijo Suizo Multiuso tiene todo lo que requiere el católico ferviente que se encuentra en un país pagano o en parajes dejados de la mano del hombre, donde hacen tanta falta las armas espirituales que combaten el desaliento y el miedo. Además, cabe en el bolsillo o el maletín, resiste el voltaje de un rayo de Jehová y el calor del fuego de los Infiernos.

La versión que describimos ha sido fabricada para los feligreses peruanos. Ningún creyente del siglo XXI debe prescindir del suyo, especialmente en este país católico y postmoderno, que cierto iluminado llamó Perusalén.

Carátula del libro del "Loco" Freire, con ilustraciones de Gredna Landolt.


2 comentarios:

Tony Chávez Uceda dijo...

El purificador de mocos puede tener un gran éxito en el servicio de ORL del HRDT.

Lizardo dijo...

Con conexión directa al "tomatodo" de tu maestro Saúl Suárez, por supuesto. Yo me aúno a la colecta para poder regalárselo.