domingo, 18 de enero de 2009

El papá del DSM





Y siguiendo con el santoral de las vacas sagradas del establishment psiquiátrico actual... con ustedes, damas y caballeros: Robert Spitzer!

A él debemos el desarrollo de ese hermoso y práctico recetario de cocina llamado DSM.


De hecho, con el decidido concurso de Spitzer, se eliminó la homosexualidad como diagnóstico psiquiátrico en la década de los 70. Lo desconcertante y más reciente sobre este fascinante personaje (la crónica del New Yorker es sabrosa y recomendable) es es la controversia originada por un artículo suyo en que defiende, en medio de polémicas mil, la reversibilidad de la homosexualidad mediante psicoterapia "reparativa" (en contra de lo afirmado por los cánones actuales).

¡Pero hay que actualizar el menú y los recetarios y el santoral porque el DSM-V ya está a la vuelta de la esquina!