viernes, 5 de diciembre de 2008

"Morgellons": ¿una enfermedad que se contagia por internet?










Existen 380 000 enlaces de internet relacionados con el tema y 13 000 familias registradas en los Estados Unidos de Norteamérica por sufrir alguno de sus miembros de esta "enfermedad" (1) Los signos y síntomas descritos abarcan diversas y variopintas lesiones en la piel de donde se dice emergen diminutas fibras refulgentes ante la luz polarizada (véase fotos, tomadas de aquí); además se han reportado sensaciones lancinantes o de escozor en partes distintas del cuerpo (tipo formicación); malestares corporales difusos, de índole miálgica, artrálgica y hasta plena sensación de fatiga generalizada; además de problemas de concentración, de agudeza visual y hasta flexión anímica.








Todo empezó el año 2002 cuando una mujer americana, Mery Leitao (de profesión bióloga), refirió haber descubierto lesiones excoriativas en la piel de su hijo, que no mejoraban ante los tratamientos convencionales instaurados por distintos médicos, quienes más bien consideraban que la situación podía tratarse de un Trastorno facticio por poderes. Ella, en unión a su esposo, médico de profesión, mantuvieron la inquietud por el problema y constituyeron una fundación (1) para el estudio e investigación al respecto, escogiendo para el supuesto padecimiento el nombre de "Morgellons", tomado de una antigua descripción (1674) de Thomas Browne, sobre una extraña enfermedad infantil que ocasionaba la aparición de peculiares vellos en los que la padecían.

Actualmente, no se ha aclarado aún la naturaleza de esta Dermopatía inexplicada, como es denominada por los Centers for Disease Control and Prevention de los Estados Unidos de Norteamérica. Instituciones tan acreditadas como la Clínica Mayo abordan el tema. Las más aventuradas hipótesis sobre la etiología de esta inédita dermopatía se explayan en virus, bacterias (2) como Stenotrophomonas maltophila o Borrelia burgdorferi, priones e inclusive se especula sobre minúsculos seres alienígenas parasitando a las inermes víctimas humanas (aunque perros y gatos serían víctimas también del Mal de Morgellons). Los puntos de vista más conservadores (véase aquí) pretenden circunscribir la enfermedad de Morgellons a un Trastorno Delusional Somático (Síndrome de Ekbom) en algunos pacientes y, en la mayoría de los otros, aducen, se trataría de una epidemia histérica de cuadros somatomorfos o hasta facticios. Se ha afirmado que la World Wide Web es el caldo de cultivo de una especie de delusión (o sugestión) masiva y que el mal de Morgellons constituiría, por tanto, una enfermedad socialmente trasmitida mediante internet. (3)

En nuestro medio no existen, hasta donde alcanza nuestro conocimiento, reportes sobre esta dolencia. Reconocidos internetófilos de nuestro terruño se han mostrado dispuestos a la autoexperimentación en aras de profundizar en la comprensión de este mal. (4) Seguiremos informando...