miércoles, 28 de octubre de 2009

¡Sonríe!







Un reciente artículo en Scientific American, postula en su introito lo siguiente:


"We smile because we are happy, and we frown because we are sad. But does the causal arrow point in other direction too?" (Sonreímos porque estamos felices y fruncimos el ceño porque estamos tristes- ¿Pero el sentido de la flecha no podría también invertirse?)


El interesante artículo informa acerca de un experimento de psicólogos de la Universidad de Cardiff quienes han examinado a personas con incapacidad para fruncir el ceño debido a inyecciones de toxina botulínica: en los tests administrados estos sujetos experimentaron mayores índices de emociones positivas , en promedio, respecto a la gente que sí podía fruncir el ceño. Aunque el tamaño muestral era reducido (n=25) no hubieron diferencias entre los grupos que recibieron o no botox, aún controlando el sentimiento de sentirse más o menos atractivo -supuestamente como consecuencia del botox que eliminaría las arrugas o 'líneas de expresión'-.

Estos datos fueron consistentes con otros previos, en donde pacientes que habían recibido bótox fueron estudiados con técnicas de imagenología cerebral funcional: al solicitárseles que hagan mímica de disgusto o ira, los pacientes mostraron menor activación en los circuitos cerebrales encargados de procesar las emociones (amígdala cerebral, hipotálamo y partes del tronco cerebral) en comparación con los controles.

Ciertamente hasta hoy no se explica porqué y cómo nuestras expresiones faciales podrían influir en nuestras emociones. De hecho, según estos y otros hallazgos, nuestra gestualidad reforzaría nuestras emociones como si las comunicase al mismo individuo que las experimenta -y no sólo al resto de individuos-.

La yuxtaposición de términos en el vocablo psicosomático -lo psíquico influyendo en lo corporal- por ende es también justificada en el término somatopsíquico -esto es, lo somático influyendo en lo psíquico-. Lo somatopsíquico, vocablo y concepto menos difundidos y valorados en la opinión pública, fueron ya intuídos por antiguas civilizaciones, verbigracia el famoso apotegma: mens sana in corpore sano.


Adición del 29.10.2009:
He aquí la versión completa del artículo original ( en Scribd) y las señas del autor principal M. Lewis:

Botulinum toxin cosmetic therapy correlates with a more positive mood.



_______
Declaración de interés: El presente post no es auspiciado por los fabricantes de Botox.

17 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

En estas cosas, la verdad yo me pierdo.....¿Emociones positivas?. Seamos serios, así que nuestras expresiones inciden en noseque circuitos cerebrales. Pues ya está todo arreglado, todo el mundo a sonrreir falsamente y listo, a experimentar emociones positivas al porrillo....Con lo facil que es solucionar las cosas así, venga todo el mundo, a esforzarse por no cerrar el entrecejo.
Esta investigación y sus conclusiones me da que le dan patadas al diccionario, a cualquier mínimo principio científico y de paso al sentido común.
Es hasta ofensivo....
¿Como se puede hablar de una relación entre circuiteria cerebral y expresión facial, y encima plantear la dirección y naturaleza de esa relación?. Vamos a ver, como explico esto: sobre el cerebro sabemos cuatro mínimas cosas, como para sacar conclusiones de este tipo.
Como mucho podiamos decir que hay una relación, de lo contrario sería algo así como decir que la Televisión es la causante de que aumente el colesterol en los niños. NO LA TV NO ES LA CAUSANTE, ES EL SEDENTARISMO.
Siento el tono poco positivo del comentario, pero tiendo a fruncir el entrecejo cuando me enfado y esa emoción tan negativa seguramente hace que mi circuiteria cerebral se dañe y escriba críticas como esta.
Sin acritud Lizardo, tu eres el mensajero y yo solo critico duramente el mensaje.
Un saludo cordial.

Lizardo dijo...

Bienvenido el comentario, amigo Jesús, y me apresuro a decir que lamento que sus colegas de Cardiff le ofendan el sentido común. De hecho, celebro con Ud. nuestras reiteradas coincidencias. Estoy literalmente de acuerdo con lo que dice en su comentario: '¿Como se puede hablar de una relación entre circuitería cerebral y expresión facial' (...)? 'Como mucho podiamos decir que hay una relación.'
Y en estudiar esa relación, con todo lo chambonas que sean supuestamente las investigaciones ahora y las cuatro mínimas cosas que, según Ud., se saben sobre el cerebro; estará de acuerdo que es una forma de hacer ciencia, con todo lo criticable o errada que pueda ser.
Un saludo igualmente cordial.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Efectivamente, mis colegas de Cardiff como se lian con las cosas abstractas, pues venga a tratar de estudiar lo concreto, que tienen que ganarse el potaje de alguna forma....Y por supuesto que es ciencia, igual que son ciencia los estudios que cada año reciben los IG NOBEL, este año, uno interesantísimo equiparable a este que mencionas estudiaba si cuando te revientan una botella en la cabeza es mejor que esté llena o vacia. Si además el estudio lo hicieron psicologos, me echo a temblar, francamente.
Lo del botox queda como muy Neoyorquino en el estudio, podían haber estado realmente a la cabeza incluyendo algo sobre neuronas espejo, esto si que hubiera sido interesante y vanguardista.
Según yo, como mucho sabemos que determinadas areas se activan cuando nos pasan o hacemos según que cosas. Sabemos que hay relaciones entre lo que pasa y el cerebro, pero Lizardo, estaremos de acuerdo que lo que nos queda por saber es casi todo. De hecho, y como pasa en ciencia, cosas que creíamos ayer como si fuera una verdad absoluta (la irrecuperabilidad de las neuronas) parece que hoy sabemos que no es exactamente así.
Un saludo.

sin pepas... dijo...

ya jesús, entonces simplemente limítate a decir a tus pacientes, "solo sé que nada sé". hum... ¿no serás revisionista? porque de que suenas así, suenas

y... qué pena lizardo, ¿entonces los del botox no te auspiciaron? piña

Lizardo dijo...

Le diré, Jesús, que el estudio -ahora lo he adcionado en su versión original y completa- no deja de parecerme discreto y hasta portador de un airecillo tenuemente frivolón. Pero precisamente aportes así, en el caudal de otras experiencias, permiten esclarecer si nos hallamos ante una línea fructífera de investigación o ante limitadas contingencias. Tengo entendido que los científicos que ganan el Ig Nobel no son dedicados específicamente al 'humorismo científico' sino que a veces ciertos hallazgos pueden resultar en cierta perspectiva también graciosos. Y quién sabe, si sus colegas galeses lo ganan, no dejarían de ser científicos serios pero con sentido del humor, siempre tan necesario.
Por cierto, esto da para muchos posts más, pero me disculpará pues ahora debo revisar las numerosas referencias que 'facial feedback' -una de las 'key words' del estudio de marras- arroja en la búsqueda respectiva en Pub Med: el tema está en la cresta de la ola, sin duda, y el breve post es una invitación a ir más allá de él. He aquó los resultados:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?term=facial%20feedback&db=pmc&cmd=search

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Señor o señora sin pepas, como es usted anonimo/a no se a quien referirme, ni a que se dedica. Si, a veces le digo a mis pacientes que no tengo ni idea de que les pasa. Estoy convencido que en el contexto de la saludo mental mas de una vez, y mas de una persona, hubiera agradecido semejante reconocimiento....Probablemente usted no entienda esto, pero no seré yo quién se lo explique.
Lizardo: solo era una crítica, que me parece de los mas lógico, también es lógica la crítica a mi crítica.
Seguramente los gastos que generan estas investigaciones les generarán chorros de humor a las personas que nunca se beneficiaran de ellas, demagico los sé.
Por otra parte, la seriedad no está reñida con la estupidez, los intereses o cualquier otra miseria humana.
En cuanto al pub med, keywords, etc...mire, francamente, sin comentarios. Si todos estos estudios son como el infame que presenta en la entrada, cuya declaración de intenciones es demostrar lo útil que puede resultar la toxina botulínica en el tratamiento de la depresión, es para llorar no se si de pena o de risa. Así avanza la psiquiatria: leñe, "le pongo botox pa´las arrugas de la cara, y ya que estamos le curo la depresión". Coño, este invento es facilmente exportable al tercer mundo, que andan muy tristes por ahí con eso del hambre y las moscas (demagogico, lo sé). Francamente lamentable........
Muy gracioso el añadido sobre el botox, tiene usted un sentido del humor, como lo diria, muy festivo, muy alegre, sobre todo teniendo en cuenta la podredrumbre en la que se está moviendo el estamento psiquiatrico y farmaceutico.
Mirese un poquito los escándalos acaecidos últimamente, y diria yo, durante los últimos quince añitos....
Espero que no resulte excesivo el tono de mi crítica, al fin y al cabo es solo una opinión que trato de expresar sin rodeos, y como tal me gustaria que la tomaras. Y me gustaría que la tuviera en cuenta como de alguien que sigue con interés y curiosidad el material que edita.
Un saludo.

Lizardo dijo...

A ver, amigo Jesús:
Gastos en este trabajito no deben haber sido exorbitantes pues se aplicaron unos cuestionarios a pacientes que fueron a una clínica privada a ponerse su botox por decisión propia y pagaron con su peculio. Y el estudio mismo parece demostrar que, sino chorros, sí ha generado algo de buen humor a sus participantes.
Cuando Ud. denosta los otros estudios respecto a la interacción de la expresión facial con los procesos afectivos neurobiológicos, dice 'Si todos estos estudios son como el infame que presenta en la entrada...': el modo condicional que Ud. emplea exige que no se presuma semejante epíteto. Como yo todavía no los reviso, no puedo aventurarme a expresar tal adjetivo: al contrario, presumo que varios deben ser muy interesantes y otros, como en toda la ciencia, serán prescindibles.
Mire que el trabajo no es de autoría de ningún psiquiatra sino de un respetable colega suyo, psicólogo de la Universidad de Cardiff en Gales. Un país del primer mundo donde se usa mucho más el botox, sin duda.
Me sorprende luego su mención de ciertas moscas y cierta tristeza del tercer mundo... ¡Como si en el llamado primer mundo no hubiera tristeza ni depresión ni moscas! Lo de 'francamente lamentable' va por tal falta de elegancia, sin duda, por no llamarla de otra manera.
Vea amigo, Jesús, sus comentarios son siempre bienvenidos, su aporte de sindéresis es imprescindible. Tenga cuidado nomás con los insectos por acá. Ah, y gracias por los piropos a mi buen humor: me ha hecho Ud. sonrojar, pillín.
Ahora me disculpará que lo deje, voy a iniciar mi nuevo blog: 'Desde la podredumbre'.
Un cariñoso saludo.

sin pepas... dijo...

ni lo uno ni lo otro, jesús, pero no importa, en todo caso, ¿cómo que no sabe quién soy? yo soy sin pepas, ¡miren nada más a este atrevido!

y fíjate que si un médico me dijera que no sabe lo que me pasa, le exigiría el reeembolso del pago de sus honorarios que muy convenientemente, cobra por adelantado

no quiero meter a todos en la misma bolsa, distancias hay entre médicos dedicados a su labor y los que sólo sirven para matasanos. lizardo, no te ofendas por favor, no va para ti la palabrita. pero me duele que exista gente que espera que los pacientes le agradezcan por decirles que no sabe lo que tienen. señor, siquiera haga un esfuerzo, pida ayuda a colegas que sí sepan pero no abandone a sus pacientes así

y bueno, así vayas a postear desde la podredumbre, aquí te espero para leerte, lizardo, con mi mascarilla más, porsiaca...

Jesús Castro Rodríguez dijo...

No, si corportativismo es algo que nunca he sentido ni sentiré, me es igual que fuera psicologo o psiquiatra el del estudio, como bien dice usted, es extremadamente frívolo. Es mas, me parece que la psicología en muchísimas ocasiones peca de hacer un seguidismo servil de la psiquiatria, y este estudio es un ejemplo mas que claro.
Obviamente, respecto a las moscas y la pobreza, al lado de gente poniendose botox y comprando ropa para su perro, hay gente pasando hambre, y probablemente una cosa tenga que ver con la otra.
Lo gastos: mire hay gente, al menos aquí en España, manteniendo su puesto de trabajo a base de copiar estudios de estudiantes, publicar investigaciones directamente absurdas, vamos....un desastre, pero cobrando a fin de mes. Y me temo que eso no es la exepción....
Pido disculpas, por otra parte, porque leyendo mi propio comentario entiendo que se puede interpretar como una falta de respeto hacia Usted, nada mas lejos de mi intención. Si me lo permite cambio lo del tercer mundo y le doy la razón. La frase en cualquier caso no es mia, es algo que dijo Mariah Carey, que por lo truculento e irrespetuoso, era hasta gracioso (dijo: "a mi me gustaría ser tan delgada como esa gente del tercer mundo, pero sin el hambre, las moscas y todo eso..."). Diculpeme, tendría que haber hecho ese añadido, así no se entendió nada.
En cuanto a la crítica a LA psiquiatría, pues no creo que sea algo que deba Usted asumir, aunque sí me parece algo que debe de reconocer. No debe de asumirlo porque alguien que se molesta en comunicar lo que hace y su parecer, de forma pública, y que además publica comentarios como lo s míos, muchos de ellos muy críticos, y asumo que en el caso anterior hasta de mal gusto, no puede estar en ese mismo saco. Esa cuestión denota interés, inquietud y capacidad de crítica.
Debe de reconocerlo, porque a mi modo de ver (SIEMPRE ES MI MODO DE VER) es la única forma de que SU actitud, su postura, se popularice entre sus propios compañeros. Le aseguro que eso sería un cambio hacia muchísimo mejor.
Si va a escribir otro blog, y mas con ese título, no dude en añadir la dirección en este para poder poner un link desde el mio.
Reitero, disculpeme, reconozco que en ocasiones soy excesivo, pero si realiza un análisis de este mismo mensaje, encontrará que si quita la puntualizaciones, las disculpas, las dulcificaciones y los alagos, hubiera quedado mucho mas breve. Lo que soy, Lizardo, es vago y a veces eso me pasa factura.
Un saludo, y reitero las disculpas.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Bueno, sin pepas, solamente queria saber a que se dedica para explicarle según que cosas que podrían darse por sabidas.
Le explico: en medicina, en psicología y en psiquiatría por supuesto, existe una cosita que se llama iatrogénia, que es cuando un tratamiento enferma a una persona o cuando el tratamiento provoca mas males de los que soluciona. También explicarle que en muchísimas ocasiones cuando su médico le dice que está clarísimo lo que tiene, en realidad está haciendo un ejercicio probabilístico, puesto que según de que estemos hablando (yo hablaba de salud mental) lo que hace el profesional se acerca muchísimo mas a un arte que a una ciencia objetiva.
En cuanto a sus referencia a mi, no a mis opiniones, a nivel profesional, entiendo que a lo mejor en el fragor de la discusión no ha diferenciado entre mi y mis opiniones. Ve usted: deberia de tener menos claro quien soy yo profesional y personalmente, eso haría que no cometiera el error de pretender juzgarme por mis opiniones. Le recomiendo que si pretende juzgar a alguien lo haga por sus actos, no por sus palabras. Un ejemplo: los políticos. Y no creo que yo hable como un político ¿verdad?.
Por último, le cuento que a mi, y creo que a ningún profesional le pagan para saberlo todo, y solucionarlo todo. Me pagan para hacer lo mejor que pueda mi trabajo, por supuesto tendiendo a lo anterior. El día que en la puerta de una consulta le digan que si no encuentra las respuestas y no le curan le devuelven el dinero, seguramente es porque está usted en la consulta del vidente, o porque le van a estafar, que una cosa viene a ser lo mismo que la otra.
Un saludo cordial y disculpeme si en algo le he importunado.

sin pepas... dijo...

ay este jesús, ¡cómo espera que lo juzgue por sus asctos y no por sus palabras si de esto último 99% probable que no vamos a pasar? jesús, definitivamente no soy médico, ni del cuerpo ni del alma. soy simplemente una persona que odia las medicinas y adora a este blogger por ser un fuera de serie, ¿OK? yo siempre voy a estar por acá, aunque con Ud ya sean dos los que no me soportan, pero si me soporta lizardo, ¡qué me importa?

no voy a explayarme en las cosas que dijo porque no pienso expresar intimidades personales en un comentario bloggero simplemente para explicarle por qué me parece abominable que un médico sea tan negligente como para esperar que sus pacientes le agradezcan que les diga que no sabe lo que tienen y los mande a su casa sin darles ni la más mínima esperanza de encontrar una salida a su problema. eso señor, es una estafa

Lizardo dijo...

Como en otras instancias, amigo Jesús, concuerdo con Ud. en la penosa degradación que se constata en diversas instancias de la práctica médica y psiquiátrica a nivel global, las cuales llegan muchas veces a extremos desmesurados y nauseabundos: ningún alegado espíritu de cuerpo puede morigerar tal aserto. Rescato de Ud. su capacidad de indignación ante ello. Sin duda entre la ironía y el chascarrillo se extravía a veces esa urgente necesidad de denuncia y alegato. Agradezco sus comentarios y consejos. Seguimos en la misma brega y el haz de tonalidades es necesario para evitar lo aburrido y monocorde. Un sincero abrazo.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Gracias Lizardo. Un saludo.

Tony Chávez Uceda dijo...

Señor Jesús Rodríguez, el tema puede tener aun conexiones más siniestras. Estas investigaciones que aparentemente no aportarán mayor sustancia a la ciencia, salvo alguna que otra idea inspiradora para estudios, son del tipo que ayudan a aumentar la sabiduría chismográfica de algunos mercachifles de la medicina. Un típico ejemplo, no en la psique lamentablemente, eran los gineco obstetras del Hospital Victor Lazarte Echegaray de Trujillo, marquetando los "ilimitados beneficios" de la cesárea. Ellos se expresaban así "señora, sabía usted que la NASA pone como prerrequisito para ser astronauta el haber nacido por cesárea, porque usted sabe, hay mejor oxigenación cerebral que luego es vital para la graveda cero y el ambiente espacial. Eso según las última investigaciones de la NASA". Ante esta afirmación, me tomé el trabajo de mandar un e-mail a la NASA para preguntar si esto era cierto, a lo una Mayor de la fuerza aérea suscintamente me respondió "eso no es correcto". Al mostrarle este e mail a uno de los especialistas en gineco, me respondió que eso ya había cambiado, porque si era exigencia en los tiempos de Neil Armstrong.

Entonces, resulta que hay mayor márketing para los mercachifles inyectadores de bótox, se imaginan, "no solo quedará usted más bonita señora, también hay estudios que demuestran que será más feliz"...

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Bueno, si pepas, en vista que no lee usted lo que escribo, o que no lo entiende, creo que no merece la pena que le puntualice o le explique nada.
Muchas gracias por el insulto, y buenas noches.

Lizardo dijo...

Es lástima, Tony, que por semejantes innombrables que hubieron con esas y otras conductas reprobables, pueda parecer que no existieron buenos médicos y maestros en nuestro viejo hospital del internado. Prefiero recordar a estos últimos ahora que estamos lejos. Saludos.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Y por supuesto, coincido Lizardo, que es penoso que estos individuos, como bien dice Tony, empañen la labor de los buenos, que cada día trabajan de modo honesto y profesional. Aunque creo que al final del día, a esos no hay quien los "empañe" aunque se les niegue en ocasiones el reconocimiento a su labor anónima.
Saludos.