martes, 6 de octubre de 2009

Docencia en Psiquiatría & Masturbación


Ya desde hace algún tiempo hemos venido admirando las páginas electrónicas de Docencia en Psiquiatría del Doctor José Luis Día Sahún en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza:


Su versación en psicopatología y fenomenología, en la nosología de los clásicos, la prolija sistematización de su actividad docente, el derroche de referencias bibliográficas y la oportuna divulgación por medio de la Internet de los temas tratados y casos presentados, han sido motivo de sana envidia para muchos de los que por aquí nos iniciamos en la psiquiatría asistencial y académica, además de versátil fuente de referencia siempre cercana.

Hemos hallado esta delicada joya bibliográfica de autoría del Dr. Día Sahún y no queremos confinarla para nuestro solo goce: 'Del onanismo a la psicosis masturbatoria'. En el documento que compartimos se pasa revista somera y solvente a la psicopatología del autoerotismo y las vertientes históricas de los conceptos correspondientes, con el deportismo estilístico y el gracejo natural que es el sello de Día Sahún. Nada de acartonamiento ni solemnidad para erigirse como Maestro. No está demás anotar que el texto fue presentado en la ceremonia de bienvenida de los médicos residentes 2006-2007 y despedida de los psiquiatras 2002-2006 del mencionado hospital zaragozano.


Dr. J. L. Día Sahún


Anduvimos buscando en Youtube el video de la mencionada ceremonia, con prolegómenos y esperables secuelas, pero nos quedamos con ganas de participar electrónicamente en el jolgorio. Seguiremos frecuentando la página del Dr. J. L. Día Sahún y recibiendo a la distancia su magisterio. En sus valiosos documentos académicos él siempre se ha encargado oportunamente de recordarnos: "¡Esto no es DSM-IV!"

Pues enhorabuena, sí señor.

Las páginas electrónicas antedichas merecen ser divulgadas por doquier para conocimiento e ilustración de todos los aficionados a la psiquiatría. Pero, a propósito del tema y con una cierta añoranza de nuestros idos años mozos, nos provoca mas bien de manera cómplice decir: 'Guardad fielmente el secreto...'

Y que la noche nos sea propicia.

"Del Onanismo a La Psicosis Masturbatoria". Psicopatología del autoerotismo desde Tissot a H.Ey.


3 comentarios:

sin pepas... dijo...

pobre onán... menos mal que a nosotros ni nos matan, ni nos crece pelo en la mano, ni nada por el estilo

Lizardo dijo...

Y si salen pelos, son pocos. Y se los puede sacar con pinza.

Tony Chávez Uceda dijo...

Es verdaderamente ilustrador todo el discurso de bienvenida para la residencia de psiquiatría. Deberían contratarlo en el INEN porque allí son muy comunes los descursos despóticos de bienvenida. La masturbación es un acto absolutamente normal, que no debe despertar verguenza en nadie, porque hasta los más mujeriegos y gigolos tienen que reventarse unos cuantos petardos en la mano.

Yo recuerdo que leí hace mucho tiempo un libro de ciencia ficción, donde el protagonista se fija en los senos y curvas de una chica, y su enamorado, en vez de comportarse como un macho celoso y energúmeno, simplemente le toca el hombro con un dispositivo "que me hizo sentir de inmediato una satisfacción sexual discreta y muy placentera". Es decir, como una buena corrida, pero sin la viscosidad engorrosa de por medio.
Creo que el invento de este instrumento será una de las piedras angulares del desarrollo humano, ya no tendremos que recurrir a actos onanistas, ni a convertirnos en gigolós o #$%"os. Si hasta es recontra higiénico el condenado aparato...