jueves, 26 de marzo de 2009

Niños y adolescentes






UNO

Indudablemente todos conocen la inusual historia de estas criaturas: Alfie Patten de 13 (aunque parece de 8), su enamorada Chantelle Steadman de 15 y la recién nacida de sexo femenino llamada Maisie Roxanne. El mes pasado desde el Reino Unido la noticia de que Alfie era padre (concibió supuestamente cuando tenía 12 años) captó la atención de todo el mundo.

Pronto, sin embargo, la historia trocóse en vulgar y pedestre: hasta media docena de entusiastas rapazuelos aparecieron reclamando la paternidad de la criatura y la primacía en los favores amorosos de la adolescente Chantelle.

Hoy desde internet nos llegó la infausta nueva: el examen de ADN habría probado que las ilusiones de paternidad de Alfie deberán esperar una edad más propicia. Chantelle, adolescente y fémina, hale taladrado el corazón.





DOS

Nuestro apreciado colega y profesor Dr. Freddy Vásquez ha revelado hoy en Perú.21 que un alto porcentaje de adolescentes suicidas es incitado o respaldado en sus propósitos autolíticos por diversas páginas y foros de internet. Según el Dr. Vásquez existen cerca de un millón de páginas que instruyen en cómo matarse minimizando el riesgo de fallas -y sin dejar el piso sucio- mientras otra especialista consultada urge en la necesidad de filtros en las cabinas de internet para que los adolescentes y niños no accedan a tales espacios malsanos.


Como manifiesta el Dr. Vásquez, la problemática es bastante compleja pues el internet es apenas un sumidero para la inabarcable cloaca que es la vida para muchos de nuestros adolescentes. Y la llamada adición a internet lo es también...

2 comentarios:

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

TRES
En todo Lima (y por lo tanto en todo el Perú) no existe ni un solo pabellón especial para hospitalización de niños y adolescentes.

Lizardo dijo...

CUATRO

Y el proyecto para su edificación en nuestro instituto es, "a mediano plazo". Mmmmmmmm...

Mientras tanto toda un ala del pabellón original de niños y adolescentes es desperdiciado en un par de oficinas administrativas de Salud Mental Comunitaria. Mmmmmmm....