martes, 3 de febrero de 2009









Poema


Como diminuto incendio de cabecita de fósforo
que dura sólo cinco
centímetros
y que no tiene derecho ni a víctimas ni a bomberos
ni a titulares
ni héroes
me siento

pero seguramente
se dirá
que la chispa
enciende la pradera

pues entonces
como fósforo calcinado carbonizado
negrito todo
perdido en medio de fuego abrasador
me siento

me siento
a esperar mi incendio.