domingo, 8 de febrero de 2009

Instante de los ojos vueltos gelatina





En otro lugar hablaremos en extenso de las ilusiones ópticas, que de ningún modo deben ser consideradas meras curiosidades funambulescas cuando hoy resultan propicias para vislumbres del funcionamiento mental por las neurociencias.


Aunque el título de la entrada suena a alarde de verso surrealista, luego de hacer click en el enlace y someterse a la impresión estroboscópica (...like dropping acid, but not) podrán verificar casi literalmente cómo despiertan oleajes de humor vítreo dentro de sus oculares globos.


Y para completar la boutade surreal, es recomendable ver el legendario inicio del cortometraje Un perro andaluz (1929) de Luis Buñuel y Salvador Dalí, -pueden deleitarse luego con la versión completa-. Y mientras contemplan las escenas con los ojos vaciados, sería simpático leer a voz en cuello algún poema, por ejemplo aquél de Westphalen.





LA LECHE VINAGRE...

 La leche vinagre se extiende mansamente en los bordes de los ojos
Se desborda sin prisa de la nariz y los orificios auriculares
El cuerpo entero tiembla de frutas almibaradas
Y reluce de diamantes atravesando la maleza
Y de dientes pequeñitos de amatista rechinando alguna canción
De los bosques de manos desolladas o de la garúa cortada en gavillas
Recuenta el crepúsculo los ojos antes de sembrarlos
Las púas de gramófono se elevan en la línea justa de la perpendicular
La niebla de gelatina congelada se apodera del espacio
La ciudad entera está formada únicamente de columnas de mármol de diferentes colores
Lentamente sigue su camino
El mar a veces se oculta en la más gruesa
El viento también a veces llora la indescriptible fauna polar
Que intenta vanamente escalar los bordes lisos de las columnas
Que giran con el movimiento del corazón y que además adelantan
Al paso cortado y suave del camello
Un oso pende de un capitel y se convulsiona prisionero en la extraña trampa
Un ave hunde varias veces el pico en el mármol hasta sacarle sangre
En tropel los renos corren por la llanura helada desaparecen y vuelven
Un hongo y un pedazo de oreja o simplemente la oreja completa
Sólo quedan para servir de puntos de referencia