sábado, 7 de febrero de 2009

Los 14 hijos -in vitro- de Nadya Suleman



La reciente madre de octillizos, Nadya Suleman, norteamericana de 33 años, admitió en una entrevista televisada que sus ocho bebés fueron el producto de seis embriones implantados, el mismo procedimiento que fue utilizado para concebir a sus seis primeros hijos (los que ahora tienen entre 2 y 7 años de edad).


Suleman, una mujer divorciada y desempleada que vive con su madre en el suburbio de Whittier en Los Ángeles, terminó como madre de 10 niños y cuatro niñas luego de dar a luz -mediante cesárea- a octillizos el reciente 26 de enero. También reveló en la entrevista que el mismo especialista en fertilidad in vitro estuvo involucrado en todas sus gestaciones y además el donante de esperma fue un único "amigo" de ella y del que espera "sea parte de sus vidas" -la de ella y las 14 criaturas- "cuando esté listo." Los ocho recien nacidos, cuyos pesos oscilan entre 680 y 1470 gramos, siguen hospitalizados y se encuentran actualmente "bien".

Por otro lado, Suleman narró que sufrió depresión por años hasta que comenzó a cumplir su sueño de tener una familia enorme. Ella sufrió lesiones en la espalda durante un motín de pacientes de un hospital psiquiátrico de California donde trabajaba como técnica de enfermería en 1999. Entre los años 2002 y 2008 recibió compensaciones económicas por más de 165 000 dólares por una lesión que -según sus afirmaciones- la dejó con un dolor casi constante e influyó inclusive en su divorcio. Nadya estuvo casada entre 1996 y 2000 con Marcos Gutiérrez, periodo durante el que tuvo aparentemente dos embarazos ectópicos.

Durante su primer embararazo producto de fertilización in vitro padeció un cuadro depresivo que llegó a presentar sintomas casi psicóticos: "estaba segura que los bebes morirían o que nacerían pero luego serían secuestrados". Sus oscilaciones anímicas eran prominentes e inclusive se presentaron luego del parto. En la reciente entrevista propagada por la NBC, Suleman afirma sentirse "feliz y realizada" por la decisión poco convencional de traer al mundo y criar ella sola a semejante número de hijos que, además, estarían destinados a reconfortarla de una infancia carente de afecto -lo que contradice los documentos archivados en el Departamento de Salud Mental de California en que ella había descrito anteriormente, cuando recibió las compensaciones económicas, su infancia como "feliz"-.

El nacimiento múltiple ha suscitado una ardorosa polémica entre los médicos ya que, si bien no hay una ley específica al respecto, los consensos especializados no recomiendan la implantación de más de dos óvulos fecundados en una mujer de esa edad -tres a lo más, si son congelados-. Suleman ha justificado la implantación de ese número pues "todos los óvulos fecundados que se consiguieron eran sus hijos y no quería perder ninguno." Dos de los óvulos fecundados devinieron en gemelares luego de la implantación. El médico responsable de la fertilización in vitro está siendo investigado en California pero su nombre no es conocido aún. En la fecha, los octillizos de Suleman son los que más tiempo han sobrevivido en el mundo.

Actualmente se especula que Suleman podría llegar a recibir hasta 2 millones de dólares por entrevistas y fotos exclusivas, e incluso ha debido contratar dos publicistas para coordinar sus apariciones públicas. También habría recibido propuestas para regalías millonarias por edición de libros y guiones de películas con su historia.

Pero el asunto no queda ahí: ha llamado la atención en la reciente aparición pública de Nadya Suleman el gran parecido físico que guarda con la actriz Angelina Jolie -madre de seis hijos, tres de ellos por fecundación in vitro- inclusive en el lenguaje corporal y el tono de voz. Se especula -subrayamos, se especula- que Suleman se habría sometido a cirugía plástica en la nariz y labios para acentuar dicha similitud.



Por supuesto, el caso es fascinante y multifacético; desafiante e inagotable para el bisoño y meramente bienintencionado análisis. Aquí un enlace, y otro, y otro, y otro, y otro, y otro, y otro a visitar antes de los comentarios de rigor.



En base a reportes de El Comercio, The New York Post y The Huffington Post.