martes, 17 de agosto de 2010

'Nadie se ha atrevido', un poema de Jesús Mellado & la Asociación Alonso Quijano





Stanley Lench. The Evil Ones of Art. (1978)




NADIE SE HA ATREVIDO



Nadie se ha atrevido a llamarme loco
aunque fuera la pista más certera
que podían seguir, han preferido
ponerme en el lugar que a cada cual
le hubiera gustado estar.
Por una obsesión que me impulsa
a cambiarme de acera y cuando
estoy en ella me empuja a ir a la otra,
ellos sólo ven una maniobra de despiste,
una estrategia técnica para dar de lado
a los enemigos que me acechan
como felinos por todas partes.


Ni ven, ni quieren reconocer
mi desequilibrio mental. Mi estado de
ansiedad y mi tic nervioso
son gestos en clave que sólo conocen
los agentes secretos especializados.
Cuando por mi desequilibrio
hablo sólo, piensan que estoy hablando
por teléfono, por un móvil de última
generación, nadie sospecha que voy
de mal en peor. Todos creen ver en mí
lo que ellos no han sido, lo que a ellos
les hubiera gustado ser. En lugar de
tildarme de loco que es lo que soy,
dicen que soy el tipo de hombre
que hace falta a un país.


Una vez por semana entro y salgo
en un elegante portal con fachada
barroca y portero uniformado en la puerta.
Accidentalmente me han visto salir
con una mujer joven y atractiva y han pensado
que era mi contacto en la capital,
nadie ha imaginado que era mi psiquiatra.


 Por eso han creído ver en ella -ojalá- en su
sonrisa dulce y en su expresión de ternura
un cómplice o una amante. Algunas veces
me alargaba un pequeño paquete y creían
que eran instrucciones secretas para un plan B.
Eran muestras de medicamentos que me
regalaba, antidepresivos y tranquilizantes.





Nick Blinko. The Watchers. (1998)


El logrado poema que transcribimos, de autoría del madrileño Jesús Mellado, fue galardonado en el III Certamen Poético Internacional de la Asociación Alonso Quijano. ¿Y qué es la Asociación Alonso Quijano?

En su página eléctrónica (cuyo lema reza: Una web para pensar, acompañar y ayudar en la experiencia de la locura) leemos cómo surgió:  "En 1994, aproximadamente, un grupo de pacientes de un hospital de día, tras su alta, se hicieron una serie de propuestas heterogéneas -hacer un programa de radio, organizar debates y así...- que en el fondo no eran otra cosa que un medio de mantener los lazos de amistad y solidaridad que habían establecido entre si.

Pidieron un poco de ayuda -no necesitaban mucha- para organizarse. La gerencia del Hospital les dejaba el local una vez por semana, un conocido locutor de radio les regaló su vieja emisora pirata, fijaron una modesta cuota, y un par de profesionales se quedaba con ellos, más por amistad y por pasar el rato que para nada en concreto. Y así surgió el club "Los del cuatro a la seis", como decidieron autodenominarse.

Luego, proyectos. Un fancine periódico -que resultó más bien aperiódico-, fiestas de vez en cuando, actos culturales, y así. Luego, viendo que la cosa duraba, se les propuso organizar una asociación. Y se llamó Asociación Alonso Quijano."

No podían, qué duda cabe, haber escogido nombre mejor. Iniciativa es ésta que genera entusiasmo y optimismo como experiencia de rehabilitación de personas afectadas por problemas psiquiátricos, ya dando seguros pasos más allá de la tutela del establecimiento de salud. Albricias. Y a ver si nos dejamos contagiar de este pundonor por aquí.



ENLACES:

- Los poemas premiados en el III Certamen Poético Internacional Alonso Quijano.

- El blog de la Asociación Alonso Quijano: Blogura.

7 comentarios:

Karen Morrison dijo...

Vaya! me parece genial, y el poema me ha hecho mucha gracia.

Aunque todo comenzó como una propuesta para no perder los lazos amicales, dio muy buenos frutos.

Un abrazo.
K-M-

Miguel dijo...

me parece una excelente iniciativa. Para resolver problemas de salud mental, desde los más escasos hasta los más frecuentes, es necesario y de sorprendente utilidad el trabajo, el hogar y la red social. Dado que la terapia actual abandona la búsqueda de estas extravagantes soluciones, los más hábiles se autogestionan para hallarlas y además hacerlas perdurar y crecer.
Encomiable.

BLUEEVANGELION dijo...

Super interesante Lizardo....ese ganador me estremece con sus versos, me hacen acordadr mis dias fatales y los buenos tambien, porque ambos son identicos.

Lizardo Cruzado dijo...

Una gran iniciativa. Como dice Miguel, en estas épocas de sofisticación, parece casi extravagante apelar a tales elementos curativos pero allí radica la esencia de la rehabilitación, con el plus del mismo 'empoderamiento' de los pacientes y sus familias ante sus padecimientos. Y el poema es hábil en quebrar el punto de vista de la referencialidad psicótica, ciertamente. Gracias a todos por sus comentarios.

Bren dijo...

Hola,este blog esta genial e interesante,me gusta mucho,bueno te dejo mi blog haber si un dia lo visitas,gracias.

http://ytalveznotengamosmasnoches.blogspot.com/

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias por tu visita, Bren, y por tu cordial comentario. Bienvenida. Está pendiente devolverte la visita. Saludos.

Tony Chávez Uceda dijo...

Me encanta la estrofa donde habla de su bella psiquiatra, le habra tocado la J Lo o la Stowe??