miércoles, 9 de septiembre de 2009

Espejos








Las neuronas en espejo están de moda desde que fueron descubiertas incidentalmente por el italiano Rizzolatti en la década de 1990 mientras estudiaba el córtex cerebral de monos. El término designa a células nerviosas de un tipo particular que se activan por igual cuando el individuo ejecuta una acción o cuando el individuo observa una acción similar pero efectuada por otro individuo. Rizzolatti advirtió que en el córtex cerebral de un mono que estaba siendo estudiado se activaban las neuronas corticales correspondientes a la percepción del sabor y a los movimientos de masticación mientros uno de sus científicos colaboradores, en un momento de descanso, saboreaba un rico helado napolitano. ¡Eureka!




Especulativamente, la función de las neuronas espejo abarcaría desde la comprensión de acciones e intenciones de los otros, la imitación, el desarrollo de la empatía y posiblemente hasta la base misma del mecanismo neural del lenguaje. Se ha propuesto inclusive que las neuronas-espejo constituirían la explicación íntima de la popularidad de la pornografía y su generalizada fruición.



Como sus descubridores han resaltado, los humanos tendemos a imitarnos unos a otros automáticamente cuando interactuamos socialmente: esta forma de imitación es básica para nuestro desarrollo, convivencia y aprendizaje. De alguna forma, todos seríamos una especie de camaleones, los unos de los otros, cuando interactuamos socialmente. Así, se ha postulado que en trastornos generalizados del desarrollo como el autismo, cierta alteración de las neuronas-espejo subyacería en el prominente déficit de la interacción social que las personas autistas muestran. Otros han hipotetizado también anomalía de las neuronas espejo en los fenómenos catatónicos.



La promisoria y bella teoría de las neuronas espejo no debe empero seducirnos sin ambages cual si fuese piedra filosofal de la actual neurociencia . Cuestionamientos recientes a su fundamento pueden hallarse en la misma wikipedia. O también en el blog Nietos de Conchi -ahora que se ha anunciado su deceso lo hemos hurgado desde el primer post, a manera de necrofílico curioseo post mortem-. Uno de los heresiarcas de Uqbar abominó de la cópula y de los espejos pues multiplicaban el número de los hombres. Las neuronas espejo ciertamente multiplican el número de las teorías y de los posts.





Imágenes: Espejos en los baños del Instituto Nacional de Salud Mental. Apréciese el progresivo e incontenible borramiento de sus límites, carcomidos por la desbordante nada local y doméstica.

3 comentarios:

nike dijo...

hola
me ha gustado de sobremanera este post, jamás había escuchado sobre las neuronas espejo me imaginaba que hay cosas que les pasan a una y otra persona por igual pero no sabía que al menos existe una base científica.
un abrazo y felicitaciones por el blog.
nike

Lizardo dijo...

Hola. Gracias por tu comentario. Las neuronas espejo tienen que ver con la actividad de interrelación entre las personas de tal modo que se activan en uno al realizar cierta actividad o al observar que otro ejecuta dicha actividad. No se activan al azar o en individuos que no están compartiendo una situación en común. Aún falta profundizar mucho en el tema pero es una promisoria línea de investigación.

Lizardo Cruzado dijo...

Muy buena revisión sobre el tema:
http://neurocritic.blogspot.com/2010/01/mirror-neurons-and-magical-eft-therapy.html