miércoles, 9 de septiembre de 2009

Antiepitafio de la Psiquiatría



Planetoide tetrahédrico, MC Escher, 1954.


"La psiquiatría moderna es una enorme y bulliciosa metrópolis que ha englobado en su desordenado crecimiento urbano a una multitud de artes y ciencias. El corajudo viajero que se lance a explorar las rutas laberínticas de esta metrópolis... encontrará sus avenidas colmadas de estudiosos de una multitud de disciplinas y llenas de artesanos que exhiben un impresionante conjunto de destrezas clínicas. El viajero caminará codo a codo con miríadas de peregrinos llegados en busca de ayuda para una diversidad de dolencias. Y apreciará de primera mano la inmensa, inabarcable complejidad que es, al mismo tiempo, la gloria y la maldición de la psiquiatría."
John C. Nemiah


En una antigua edición del Tratado de Psiquiatría de Kaplan (1) hallamos este párrafo que, amantes como somos de las frases hechas, acogemos alborozadamente.

Su autor, John Nemiah, psiquiatra que editor fue del American Journal of Psychiatry, falleció este año a los 90 años de edad.

Se ha vaticinado la muerte de la psiquiatría veces innumerables.(2) Antójasenos esta frase epígrafe conceptuoso, hasta epistémico epigrama, mas no epitafio.




Referencias:

1. Nemiah JC. Psychiatry: the inexhaustible science. En: Comprehensive textbook of Psychiatry/III (Kaplan HJ, Freedman AM, Sadock BJ; editores). Vol 1, pp. 1-3. Williams & Wilkins, Baltimore, 1980.
2. Vallejo-Ruiloba J. ¿Quo vadis psiquiatría? Rev Psiquiatr Salud Ment (Barc) 2008; 1:1-2.


2 comentarios:

Tony Chávez Uceda dijo...

He leído un par de veces al menos el artículo de Vallejo J respecto a los rumbos tanatoides de la psiquiatría, y si bien sus propuestas y desafíos son interesantes, también peca de minimalista y reduccionista cuando se refiere a la neuroquímica y a la neuroimagen.

Yo si estoy de acuerdo en que se debe reestructurar la semiología psicopatológica. En primer lugar se debe comenzar a revisar las bases científicas de la clasificación e los síntomas. Esto incluso podría zanjar cuestiones tan controversiales como los trastornos de personalidad.

Hasta ahora no he visto que los psiquiatras pregonen en gran pompa los avances de la neuroquímica y la neuroimagen. El problema fundamental para muchos es que han visto finalmente como se demuestra la materialidad impertérrita del pensamiento, o, como lo dijo el gran Lenin, que el pensamiento es la forma más organizada de la materia. Creo que la psiquiatría está más viva que nunca, y que es imposible que sea absorbida por la neurología. Ya la neurología es tan amplia que no le cabría espacio para los problemas psiquiátricos. La perspectiva de la neurología es totalmente diferente de la psiquiatría.

Lizardo dijo...

Estamos de acuerdo en que la psicopatología requiere un decidido propósito de integración con los los avances neurobiológicos, aunque estos no sean meridianamente diáfanos. Mientras tanto la psicopatología descriptiva sigue siendo un armazón valedero.
La postura acrítica de las clasificaciones psiquiátricas tiene sus puntos en contra y esa asepsia se está revisando.
¿La psiquiatría será absorta por la neurología? No parece que lo sea pronto pero...