sábado, 9 de octubre de 2010

The Great Melon Brain










Hay que sopesar la valoración contemporánea del cerebro, indiscutiblemente necesaria, cierto, pero que ha pasado también a formar parte de lo políticamente correcto. Excusada séanos la sesgada cita:

"Recordemos, por otra parte, que aquella actitud perturbadora y dogmática, que ya Jaspers denunciaba como «mitología cerebral», permanece activa en la grandilocuente «década del cerebro» o bajo los nuevos aires de la «mitología genética». Esta observación, sin embargo, no supone negar los avances de las neurociencias, pero se opone frontalmente a que una neurología conjetural anule la práctica clínica a la espera de un futuro prometedor. Lo peligroso de la mitología cerebral reside en que su expectativa de hallazgos, en general lejana, suspenda la interpretación psicopatológica excusándose en la tranquilidad de su verosimilitud y en la inminencia de una hipotética promesa. La hermenéutica se rebela contra esa pasividad en la espera permitiéndose la libertad de dejar en suspenso la hipótesis biológica, como algo clínicamente prescindible, allí donde no esté aún demostrada, intentando de este modo oponer la virtud de su modestia a la arrogancia prometeica de la ciencia."  (Colina-Pérez F. Actualidad hermenéutica de las psicosis. FRENIA. 2002; II: 109-119.) [PDF]



ENLACE:

- A Decade after the Decade of the Brain, en The Dana Foundation.



Otras entradas relacionadas en el blog:

- Ciertas 'neuromodas'

- Un siglo del mapa cerebral de Brodmann

- Genes y libertad humana, a propósito de un caso


6 comentarios:

Jose Valdecasas dijo...

Me encanta el artículo de Fernando Colina al que haces referencia en tu entrada. Creo que es una orientación hacia la comprensión del concepto de psicosis que todos deberíamos leer.
Un saludo.

Karen Morrison dijo...

Muy interesante y muy cierto lo dicho, aunque poco conosca sobre pisquiatría.

Te mando un abrazO, Lizardo. Y si puedes leer mi último post, porque me despido de los blogs por un tiempo.

Saludos,

K-M-

José Luis Contreras Muñoz dijo...

No conocia tu blog,lleguè a el desde web de Rafa bravo
Saludos desde Chile

Lizardo Cruzado dijo...

Una de las cosas más positivas y que siempre menciono a los colegas residentes, Jose, es que recién al terminar uno la especialidad puede tenerse el tiempo para leer las cosas de veras interesantes. Y sí, toda la revista FRENIA es fascinante y este artículo es fundamental.
Un cordial abrazo.

Lizardo Cruzado dijo...

Esperamos que sólo por un tiempo breve, Karen, los que te hemos conocido y aprendido a quererte a través de tu bitácora.
Un cálido abrazo. Contamos los días para tu retorno.

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias, colega José Luis, igualmente un cordial saludo desde el Perú.