sábado, 16 de octubre de 2010

Agrimensura de la psique








Escuadra de agrimensor y su uso (Toponorte)


Una entrada reciente de nuestra ciberamiga Jennifer Delgado en su acogedor blog Rincón de la Psicología:  '¿Normales o extraños? Cuando perdemos de vista la esencia'  nos recuerda la notable profusión actual de estudios de raigambre epidemiológica y asociación estadística sobre temas de psicología y salud mental. No abundaremos aquí sobre la comprensión y la explicación como categorías de acercamiento a los fenómenos ni sobre las metodologías cuantitativas y cualitativas de investigación (nótese como se pone feo el párrafo de sólo mencionarlos).

Uno de los elementos predominantes del discurso de la modernidad es que, si deseamos conocer algo sobre determinado ente, todo lo que necesitamos hacer es medirlo. Y tal parece que nos hemos tomado al pie de letra dicho apotegma. No se puede soslayar la importancia relativa de cualquier aproximación al conocimiento: de hecho, mientras más estrambóticos y peregrinos sean los trabajos de investigación sobre la psique, suelen tener más difusión y consumo masivo, pero tampoco se puede extraviar veleidosamente la perspectiva. No podemos sino rescatar la pregunta final del post de Jennifer que impone reflexión: “¿por qué nos empeñamos en hacer una ciencia exacta de algo cuya riqueza proviene precisamente de su subjetividad?”






 Otras entradas relacionadas en el blog:

- Psiquiatría de altura

- Las personas alérgicas se suicidan más

4 comentarios:

Karen Morrison dijo...

Querido, Lizardo

De eso me di cuenta cuando empecé a buscar explicaciones sobre mi "nuevo diagnóstico", igual no lo creo mucho, pero bueno. Ya volví y he contado algunos días.

Besos

K-M- (regresa la señorita que se mira al espejo como niña).

Lizardo Cruzado dijo...

Qué bueno tenerte de nuevo por aquí, Karen. Seguiremos entonces asomándonos a tu espejo. Gracias.

Tira los Muros dijo...

Hola Lizardo, me encanta la reflexión que lanzas, la psiquiatría como ciencia exacta?? Desde Kraepelin, Pinel…uf! Hay que reconocer que es una ciencia en crisis permanente. Con todo respeto, dudas las hay...y porqué el empeño de tratarla como “ciencia”, en “Medicalizarla, Hospitalizarla”, en separar psiquiatría y Filosofía, existiendo como medida principal o más en uso, la subjetividad…la subjetividad del profesional, paciente, familia e incluso de la sociedad. Sobre Salud Mental se opina y se cuestiona todo, desgraciadamente de manera destructiva, y nadie sabe responder a las dudas de una manera rotunda y consistente...la Psiquiatría es "la Cenicienta del sector Salud" gracias al estigma que hay sobre ella. Así, perdona, no entiendo esa riqueza de la subjetividad que comenta Jennifer, cuando hace un daño tremendo, hablamos de pura filosofar??. No puedo ver a un profesional que opine y defienda una postura un día y al otro día, se levanta por la mañana y cambia un Diagnóstico (por poner un ejemplo). Llámalo discurso moderno…pero hay que intentar evidenciarlo “científicamente”…si no, llamemos a las cosas por su nombre: La Psiquiatría es Biología, Psicología, socio/cultural, Antropología…pero tiene una base filosófica tan fuerte que jamás debían haberse separado de Descates, eso sí, sea lo que sea, sigamos luchando por ella.

Un abrazo y un placer

Hilari

Lizardo Cruzado dijo...

Amigo Hilari: En pocas líneas has resumido la complejidad acerca de la psiquiatría como ciencia con muy distintas y diversas raíces. No se trata de excluir ninguna ciertamente sino aquilatar ponderadamente la importancia de cada una. El apunte no va en cuanto a reivindicar una ciencia 'inexacta', claro que no, sino en reconocer que hay aspectos que no basta afrontarlos desde una perspectiva meramente cuantitativa y estadística -como en los ejemplos recogidos-.
Muchas gracias por tu visita y tu comentario.