jueves, 9 de septiembre de 2010

Memoria de Leon Eisenberg





Leon Eisenberg (1922-2009)

El 15 de setiembre se cumplirá el primer año de la muerte de Leon Eisenberg, prominente psiquiatra norteamericano que se consagró a la psiquiatría infantil y la psiquiatría social y cuyo interés por una concepción integral y amplia de la labor psiquiátrica fue proverbial.

En el reciente mes de julio fue publicado en Acta Psychiatrica Scandinavica un artículo póstumo del Maestro, dedicado a evocar sus recuerdos e hilvanar sus reflexiones sobre los cambios que le tocó presenciar en la teoría y praxis psiquiátrica a lo largo de los setenta años que abarcó su fructífera carrera profesional. El texto, titulado 'Were we all asleep at the switch? A personal reminiscence of psychiatry from 1940 to 2010' es de acceso libre en su versión pdf y ofrece una visión sabia y crítica de los avatares de la especialidad y sus periplos pendulares.

No podemos resumir los aportes y vislumbres de la vasta obra de Leon Eisenberg. Pero queremos rescatar breves textos suyos sumamente valiosos para la reflexión en un mundo y en una labor donde tantas veces campea el extravío:

"La psiquiatría es en todo biológica y a la vez en todo social. No hay función mental sin un cerebro y sin un contexto social. Preguntarse cuánto de la mente es biológico y cuánto es social es tan carente de sentido como preguntarse cuánto del área del rectángulo se debe a su base y cuánto a su altura."

---oOo---

"La esencia de la actividad médica es poner el bienestar del paciente en primer orden. Sólo como un pálido ejemplo de cuánto la medicina se ha desviado de este principio valoremos este sencillo y estremecedor dato:  “Los pacientes con trastornos mentales graves mueren 25 años antes en promedio que el resto de la población general.” Estas gentes mueren por negligencia psiquiátrica, médica y social. Y el problema empeora cada vez más. Esta es negligencia que lleva a enfermedades respiratorias y cardiovasculares, a diabetes y sus complicaciones, a enfermedades infecciosas incluyendo el SIDA, a abuso de sustancias y otras enfermedades que afligen a los mal alimentados, a los sin hogar, a los indigentes. El cuidado de las personas severamente enfermas debiera haber sido el centro de atención de nuestras carreras profesionales, la defensa de los derechos de estas gentes debiese haber sido nuestro rol como ciudadanos. Pero en vez de ello nos hemos enfrascado en debates solipsistas acerca de cerebro versus mente, psicoterapia versus fármacos o genes versus medio ambiente. Preocupados por nuestras teorías y por nosotros mismos, hemos abandonado a nuestros pacientes más desamparados."

---oOo---

"Las empresas farmacéuticas dirigen su enorme poder económico para manipular las formas de la práctica médica. No debe sorprender que la investigación auspiciada por la industria favorezca usualmente al fármaco que la auspicia en comparación con la investigación independiente. En una investigación reciente se halló que 37 estudios de un total de 38 con resultados positivos, fueron publicados; mientras que de 36 estudios con resultados desfavorables, 33 o no fueron publicados o lo fueron con un hábil sesgo para que dieran la impresión de ser positivos para el fármaco."

---oOo---

"El más poderoso de los medicamentos deviene inútil si no es ingerido. Un determinante fundamental acerca de si se cumple o no con la prescripción es la relación del médico con su paciente. Es probable que el efecto de esta buena relación impacte en el resultado de la actividad de la molécula. Los pacientes necesitan ser escuchados y atendidos, requieren tener la oportunidad de decir su historia, y tener también la posibilidad de revisar sus opciones terapéuticas. Borrar la 'psique' de la psico-fárma-coterapia es deshonesto para el paciente, quizá más que borrar  lo correspondiente a 'farma.'"


---oOo---


ENLACES:
 
- Six Quotes from Leon Eisenberg, (versión pdf en la página de la Organización Mundial de la Salud).

- Eisenberg L. Social psychiatry and the human genome: contextualising heritability. (Editorial) British Journal of Psychiatry. 2004; 184: 101-103.

- Palacios L. Leon Eisenberg (1922-2009): padecimiento y enfermedad. Contribuciones desde el estudio del autismo y la hiperactividad a la construcción social del cerebro humano. Salud Mental 2010;33:293-295. (pdf)



Otras entradas relacionadas en el blog:

- 'Prescriptions for the mind - A critical view of contemporary psychiatry', un libro de Joel Paris

- From psychobabble to biobabble

6 comentarios:

Jony Benitez dijo...

que maravilla de tipo!!
saludos

Karen Morrison dijo...

Lo amé!

Tiene toda la razón en lo que dice... Primero, los fármacos son caros y nadie habla de sus efectos secundarios y se vende la idea errónea que "la persona cambia totalmente al ingerirlos", casi como si te "cambiaran el alma", así como en el libro de Bioy Casares (Dormir al sol) donde los psiquiatras de un manicomio cambias las almas de sus pacientes para "curarlos".
Y entiendo que no se trata de cambiar el alma - además de ser imposible - pero en las enfermedades mentales se necesita apoyo, cercanía, tan simple como escuchar, pero sabiendo que no te toman por "loca".
A mí los antidepresivos me ponían Zombiee, era una autómata, y aún así, tomándolos por una temporada larga no mejoré nada, pensaban que sí porque ya ni siquiera hablaba (o sea que no protestaba por nada) y cuando las cosas se complicaron, le echaron la culpa al fármaco y creo que más tenía la culpa mi psiquiatra, ese hombrecito que nunca hablaba más que para preguntar "¿y hoy, te sientes mejor?", creo que ni siquiera se fijaba en mi cara.

Bueno, me extendí como siempre jaja

Abrazoss

K-M-

Lizardo Cruzado dijo...

Efectivamente, Jony, un grande y no precisamente por haber sido uno de los 'KOL' psicofarmacológicos que ahora pululan.
Saludos.

Lizardo Cruzado dijo...

Pues qué bueno que te hayas extendido, Karen. Así es, tantas veces se repite la penosa e injusta escena que describes y que has experimentado en carne propia. Gracias como siempre por tu visita. Cariñosos saludos.

Francisco Doña dijo...

Esta entrada sobre el Dr. Eisenberg es muy digna de agradecer por su alto valor, tanto para la historia de la medicina como para la reflexión personal.

Con mi agradecimiento reciba también, Dr. Cruzado, mi más cordial y afectuoso saludo.

Lizardo Cruzado dijo...

Ojalá y pudiésemos persistir siempre en la ruta de los maestros como Leon Eisenberg.
Quedo como siempre agradecido por su selecta visita, Dr. Doña. Un cálido saludo para Ud.