viernes, 4 de junio de 2010

Si ella te llama mañana, tarde y noche, día tras día tras día...







...la solución se llama Stelazine (R), nombre de marca de Trifluoperazina, el neuroléptico de alta potencia que fabricaba SmithKline&French, hoy la poderosa multinacional GSK.

Este aviso se publicaba en el American Journal of Psychiatry talvez allá en la década de 1970, proponiendo una alternativa medicamentosa para problemas de neurosis ansiosa crónica (chronic neurotic anxiety). Nótese que en aquella época el diagnóstico de Trastorno de  Ansiedad Generalizada aún no habíase formalizado pues ello recién sucedió en 1980 con la edición III de la clasificación norteamericana de trastornos mentales (DSM III). El vocablo 'neurosis' no había sido aborrecido todavía de las clasificaciones al uso.

Legítimamente podría lamentarse el sesgo de género inherente a semejante publicidad donde es una dama la que llama, llama y llama...

Apréciese asimismo la finura fenomenológica del criterio psicopatológico enunciado: "excessive use of the telephone is often symptomatic of cronic neurotic anxiety" (el uso excesivo del teléfono es sintomático usualmente de neurosis ansiosa crónica)... Jaspers se pondría verde de envidia.

No tiene nada que ver el hecho de que si lo llaman tantas veces al día al hombre de la casa es porque a lo mejor nunca está en casa.

También es válido especular si ahora en que existen teléfonos celulares, el furor clasificatorio habría determinado la existencia de un trastorno distinto por tal sólo hecho...

En fin, banalidades que se pone uno a elucubrar mirando figuritas...

(Imagen desde Mind Freedom.org)