miércoles, 14 de abril de 2010

Árbol de Schumann





Estatua de Schumann en Zwickau, su lar natal (Wikimedia).


Reciente número del British Journal of Psychiatry nos recuerda el genograma de Robert Schumann y su afligida estirpe donde asomó el suicidio y graves padecimientos mentales.

Aunque la nota es sucinta, hace alarde de novedad genética: puesto que no se ha aclarado por los datos biográficos si el mal de Schumann era del grupo esquizofrénico o del bipolar, se postula cómodamente entonces que correspondería al intermedio grupo esquizoafectivo. Se arguye a favor la creciente masa de estudios que encuentra base genética compartida entrambos.

Afortunadamente el árbol familiar de Schumann es sólo curiosidad histórica (alguien dijo que la historia era la sacralización del chisme: lo del chisme es bienvenido; lo de la sacralización me indigna), pero su frondosa y perenne floreciente música es más bien inconmesurable arboleda que convida.


Enlaces:

- Grandes compositores y desequilibrio emocional, serie de brillantes entradas de nuestro amigo José Manuel Brea, en Medicina y Melodía.


Otras entradas relacionadas en el blog:




10 comentarios:

José Manuel Brea dijo...

Interesantísimo enlace al genograma de Robert Schumann y reveladora la relación genética entre esquizofrenia y trastorno bipolar. Por lo que me toca, querido Lizardo, agradecerte como siempre tu extremada deferencia hacia mi persona. Un fuerte abrazo.

Lizardo Cruzado dijo...

Un afectuoso abrazo, amigo mío.

sin pepas... dijo...

ay sí, pásame la manty, me revientan los mermeleros

Jennifer dijo...

Muy interesante. Particularmente les recomiendo tambien el libro Divina Locura. Un acercamiento a la enfermedad mental de los artistas desde una perspectiva muy realista.
Un saludo

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Aunque aceptaramos barco como animal acuático tendriamos que tener en cuenta esto:
http://haymicabecita.blogspot.com/2009/03/psicologia-y-genetica.html
Por no hablar de problemas metodológicos varios, y de que de un tiempo a esta parte, ya no se habla de genes completos, sino de fracciones de estos que estarían ligeramente alterados, y el conjunto de esas alteraciones sería lo que sería significativo. Pero esos si todo cogidito con alfileres. NO recuerdo quién, una pena, subió a su blog una entrada que anunciaba que el 100% de los humanos tenían el gen de la esquizofrenia.
No olvidemos que partimos a la hora de los estudios genéticos, de identificar unas enfermedades, que ni siquiera hay un concenso total interjueces, es decir, hay problemas a la hora de ponerse de acuerdo con qué es qué, por lo que depende de la metodología aplicada, y los puntos de corte impuestos para considerar que un caso tiene o no tiene esquizofrenia. Por no hablar de la bipolaridad, respecto a hipomanias, ciclotimias, etc...
Un mundo de problemas en definitiva que hace que todo esto me parezca anecdótico.
Saludos

Lizardo Cruzado dijo...

Muy bien resumidas, Jesús, las numerosas atingencias a los estudios genéticos sobre problemas complejos y de definición ardua como las enfermedades mentales. Adicionalmente, gracias por el enlace proporcionado.
Fieles a la naturaleza de este blog, huelga reiterar que nos quedamos nuevamente en la anécdota.
Un abrazo.

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias, Jeniffer,por la sugerencia. Un cariñoso saludo.

sin pepas... dijo...

gracias sin pepas por el garrotazo. un abrazo, un beso y un apapacho

Alfredo (HBT) dijo...

Uy, Sin Pepitas tiene varios Isómeros, exite la L-Sin Pepas y la D-Sin Pepas,y también la mezcla racémica, estoy pasmado.

Tony Chávez Uceda dijo...

Schuman también es uno de los compositores que es objeto de algunas especulaciones y sobrios debates psicopatológicos. A mi siempre me ha fascinado su biografía y la forma tan obsesiva a la hora de colocar una nota junto a otra.