sábado, 10 de abril de 2010

'El graffiti más bello del mundo', por Raúl Zurita










"Es una muestra del sentido que puede tener todavía la palabra creación y la vi años atrás rayada sobre la pared de un barrio periférico de Sao Paulo. Es el graffiti más bello del mundo y es posible que todavía exista. Sobre un muro muy viejo alguien escribió: `María, yo te amo´. La pintura estaba descascarada y era apenas visible por la antigüedad. Más abajo, pero ahora la pintura era absolutamente nueva, reluciente, otro, quizás el mismo, agregó: `María, yo te sigo amando´.  Arriba del muro el cielo se parecía a una promesa y por un instante volví a ver las patrias imaginarias: el rostro de esa María sobre el horizonte, suspendido, copando el cielo.

Debe haber algo, una intensidad sostenida contra todo, anidada en el fondo de nosotros mismos, que nos permita quebrar la vacuidad de un tiempo sin entusiamo, sin fervor. Debe haber algo, un entusiasmo, una pasión, un delirio, que nos lleve a rompernos nuevamente para que de entre los excrementos y las lágrimas de ese derrumbe volvamos a apostarlo todo por una nueva emotividad, por una nueva belleza.

Emocionados o suicidas. Como si emergiera de un letargo, pareciera que la única inteligencia que puede decirnos algo en el mundo de hoy es la inteligencia de la piedad y del ardor. Las palabras que empleo: pasión, amor, fervor, misericordia, se han vuelto extrañas; sin embargo, un solo segundo de compasión, de creación o de locura pueden significar, en una vida verdadera, una maravilla infinitamente más fuerte que todos los razonamientos y claudicaciones del buen sentido. María, yo te amo. María, yo te sigo amando. Allí, sobre ese muro paulista, está dicho algo que ningún ensayo sobre arte ni ningún congreso internacional de literatura podría contener.

Es la apuesta sin fin. Sólo la irrupción de una nueva afectividad, abrupta, desollante, puede transformar a un hombre y mujer en algo más que sí mismos. Ese es el único significado de la palabra creación que aún hoy puede contar. Todo lo demás es la administración de la tristeza. Saludo entonces al artista anónimo que sobre un muro creó (o padeció) la obra más hermosa de la tierra, el graffiti más bello jamás pensado. La frase que contiene todas las lealtades y las promesas de este mundo, todo el sueño del futuro, todo el dolor de la invencible muerte."


En: Sobre el amor, el sufrimiento y el nuevo milenio.
Editorial Andrés Bello. Stgo. de Chile, 2000.





Raúl Zurita (Chile, 1950)



Enlaces:

- Raúl Zurita en Memoria Chilena (se pueden descargar varias obras suyas).

- La imagen del inicio es Flower-chucker, graffiti de Banksy.

5 comentarios:

sin pepas... dijo...

el graffiti de cortázar me gusta más

Susan dijo...

Bellísimo, ojalá cada mañana empezáramos con un "María, yo te amo", con un "María, yo te sigo amando" Comparto el entusiasmo de esta entrada, difícil no hacerlo.
Gracias por estos momentos.

Un saludo Lizardo, feliz domingo

saynomoreglass dijo...

Sì, bellìsimo, lo habìa leìdo hace unos meses pero vuelto a leer me ha hecho sentir la misma emociòn de entonces. De hecho hay varios ensayos de ese libro dispersos en blogs, foros, etc y todos son muy hermosos (bueno, todos los que leì), no copio los enlaces porque no los tengo a la mano (si los encuentro los copio). Gracias, Lizardo.

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias. Placentero es poner semejante distinguido 'graffiti' en el blog y que guste a buenos amigos como Uds. Y a propósito, he aquí simpáticas pautas para mantener vivo el amor:
http://www.scientificamerican.com/blog/post.cfm?id=scientific-tricks-for-staying-in-lo-2010-04-07
Muchas gracias por sus comentarios

Sol D. dijo...

Muy emocionante...
Apuesto por un " te amo" y un "te sigo amando", para ser algo mas que nosotros mismos y para declarar algo de lo que nos hace seguir adelante cada dia.
saludos