viernes, 28 de mayo de 2010

Verdades amargas










Hoy en el manicomio. Visita a paciente psicótica, alucinada, quien tendida en cama y cubierto el rostro con la manta, enfrascada en vocinglero soliloquio se halla:

- Buenos días, Señora: ¿qué es lo que pasa?

- (La paciente prosigue su soliloquio)

- ¿Con quién habla Ud.?

- Con el loco... -responde-.

- ¿Y quién es ese loco?

- Usted.

6 comentarios:

José Manuel Brea dijo...

Para tomarlo con humor, querido Lizardo. Al cabo, de poetas y de locos... Además, ya dijo Gracián en El Criticón:

"Advertid que la verdad en la boca es muy dulce, pero en el oído es muy amarga. Verdad por activa es muy agradable, pero por pasiva la quintaesencia de lo aborrecible."

Un loco abrazo.

Lizardo Cruzado dijo...

Ni hablar, querido José Manuel, con la verdad no se teme ni se ofende. Afrontémosla con hidalguía. Como decimos por aquí: 'Caballero nomás...' ;)

sin pepas... dijo...

estaba cubierta con la manta y así y todo te reconoció, ah, una vidente, de eso no me cabe la menor duda, una vidente

Conita dijo...

me encanto tu blog.
estudio psicología y tus publicaciones dejan mucho que pensar.

qé examen mental más rico se puede hacer con tan pocas palabras...

saludos!

Lizardo Cruzado dijo...

Me alegra que te guste el blog, Conita. Muchas gracias por tu visita.
Atentos saludos.

Compleja dijo...

Seguramente te dejó atónito.
Qué respuesta sagaz jajaja.
Genial, que sigas bien.-
Saludos.
http://compleja-razon.blogspot.com