martes, 11 de mayo de 2010

El dedo en la sien




Leo línea en una novela donde personaje femenino discurre por la calle y ensordecida ante bullicio se lleva manos a las orejas prosiguiendo así su camino. Un peatón que va en sentido contrario se cruza con ella -el autor no explicita si tropiezan- e ipso facto la mira con odio y se lleva un dedo a la sien.

El autor afirma que dicho ademán en el idioma de los gestos de todos los países significa que se le indica a alguien que está loco, tocado o mal de la cabeza.

Sin convenir o refutar la supuesta universalidad de semejante gesto del dedo índice llevado a la sien en movimiento giratorio remedando el tornillo supuestamente ausente (pero ¿en todas las culturas?, ¿en todas las latitudes?) sorprende sutil ambigüedad no captada de dos tan cercanos -en la aprensión y animosidad consecuente- gestos: ¿fue llevado más bien el dedo del transeúnte hacia sien simulando  gesto de revólver amartillado y presto al disparo?






Enlace:

- Gala Pellicer, Susana. “‘Perder un tornillo’: una imagen simbólica en el contexto de la Ilustración”. Culturas Populares. Revista Electrónica 8 (enero-junio 2009), 21pp. (PDF)

5 comentarios:

Tony Chávez Uceda dijo...

Un gesto mecanicista que reduce a la mente a un conjutno de tornillos y tuercas. Pero al menos se basa en objetos existentes, verdad.

sin pepas... dijo...

¿a qué se debe que te "comas" algunos artículos en este post? te siento raro, ¿estás bien?

llevarse el dedo a la sien para mí significa una pistola para matar; si lo hago en el transcurso de una conversación, definitivamente es para indicar que se mató, que lo mataron, algo así, pero locura lo indico con el movimiento giratorio que indicas, pero siempre en el contexto cómico. en serio, nunca

Lizardo Cruzado dijo...

Vano intento mío de emular ciertas páginas de Westphalen lo explican y no desarreglo visceral o turbación de índole morbosa que pocas veces en asechanza taimada aflígeme.
Gracias.

u.iguaran dijo...

jaja...que buena

BLUEEVANGELION dijo...

Esta es la respuesta más contundente que he escuchado en mi vida ("desarreglo visceral o turbación de índole morbosa"..)...Sera registrada en mi manual de supervivencia, tenlo por seguro