viernes, 7 de septiembre de 2012

Habla un prócer de la psiquiatría peruana





En fecha reciente el Dr. Enrique Galli, reconocido psiquiatra de nuestra localidad, fue entrevistado acerca del manido tema de la patología psiquiátrica supuesta de Santa Rosa de Lima (por esa afición actual de la psiquiatría de “diagnosticar” a cualquier ser humano pasado, presente y hasta futuro). Desde luego, el tema es frívolo pero dado que en esta bitácora sentimos enorme debilidad por tal índole de asuntos, no hemos podido resistirnos a siquiera trascribir algunas frases de las mencionadas por el Dr. Galli, médico asistente de la Clínica Ricardo Palma entre otros numerosos y prominentes cargos, y atrevernos a ofrecer algún pichiruche comentario:



1. “En el virreinato había sobre todo esquizofrenia porque los partos eran naturales (…) ahora cuando culpan a la (Clínica) Ricardo Palma porque es la que más cesáreas hace, yo aplaudo porque los cerebros de estos peruanos van a ser menos brutos que los de ahora (…) Treinta por ciento de los esquizofrénicos lo son por parto…” 

No es el parto solamente lo que estadísticamente se asocia a esquizofrenia sino múltiples y diversas complicaciones del embarazo: hemorragias, diabetes gestacional, incompatibilidad sanguínea, bajo peso gestacional, malformaciones congénitas, todas las cuales NO se pueden evitar practicando cesáreas, huelga remarcarlo, a todas las madres gestantes habidas y por haber.

Pero cito: While unqualified acceptance of obstetric complications as a proven risk factor in schizophrenia is premature, further research aimed at clarifying their role remains an important priority for epidemiological research.”
Weinberger DR, Harrison PJ. (Eds.) Schizophrenia. 3rd ed. New Jersey; Blackwell: 2011. pp. 203-205.



2. “Con esquizofrenia estás muerto en vida.”

Sin comentarios.


 3. “–La cocaína no mata a nadie.



-¿Se la recomendaría a sus pacientes?


- Por supuesto.”

Sin comentarios.



4. "Y en cuanto a la depresión bipolar, un estudio en la Cayetano del año 2000 dio uno por ciento, y el año pasado hemos hecho otro estudio y dio 10 por ciento. ¡Hemos subido mil por ciento!"

Sin comentarios.


5. “No vengamos con prevención cuando estamos enfermos. (…) Si somos treinta millones de habitantes, hay nueve o diez millones de enfermos (mentales).”   (…) “En Moyobamba he visto niños de ocho años con depresión. “ (…) “La pobreza lleva a la depresión y la psicosis”.

Indudablemente este último aserto, incuestionablemente lúcido, es irrebatible, pero por ello mismo, ¿cómo no preocuparnos entonces de la prevención, Dr. Galli?


NB: Prócer, según el DRAE: Eminente, elevado, alto.
________________

ENLACE:

- "Santa Rosa y la espina de la locura". Entrevista al Dr. Enrique Galli, por Maribel de Paz. Revista Caretas No. 2247 (30.08.2012). pp. 52-55. (Texto completo en PDF)


7 comentarios:

Martin Arevalo Flores dijo...

Te faltó añadir que a la pregunta: "¿Se la recomendaría a su pacientes?", no sólo lo recomiendo, además continúa diciendo: "Tengo colegas que consumen cocaína todos los días como antidepresivo, y no se han muerto ni se han prostituído". No te sorprenda que ahora incrementen los pacientes farmacodependientes que acudan a emergencia del INSM, pero no para atención, sino buscando un psiquiatra que "les juegue algo" que "les rompa la nariz" cómo diría otro prócer de la psiquiatría peruana.

José Manuel Brea dijo...

Un eximio médico general de Hispania, enfrentado a la confusión que hay en torno a la prevención y opuesto radicalmente a los cribados sistemáticos, alcanza esta conclusión: "Si aumenta el desempleo, aumenta la tuberculosis". Por esa relación pobreza-enfermedad, tanto física como psíquica. De ahí la importancia de la lucha contra la pobreza para prevenir las dolencias del cuerpo y del alma.
Sí, amigo Lizardo, la prevención puede hacerse sin actuaciones sanitarias, con la adecuada aplicación medidas político-económicas.

Lizardo Cruzado dijo...

Ja, ja, amigo Martín, más respeto para nuestros próceres egregios, sobre todo aquellos que acostumbran "romperse la nariz". Un cordial saludo y que pases muy bien este día.

Lizardo Cruzado dijo...

Totalmente de acuerdo, amigo José Manuel, a veces uno puede sentirse impotente porque las decisiones de tal envergadura no pasan por nuestras manos pero es menester no perder dicha perspectiva. Gracias como siempre por tu amable visita.

Club Esperanto dijo...

Si alguien me hubiera prevenido de que este sería mi problema, algo hubiera hecho, y le estaría agradecido. (Habla un loco).

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

"De ahí en adelante fue una cosecha desenfrenada. Un hombre no podía dar nacimiento o curso a la más simple mentira del mundo, ni aún una de aquellas que le aprovechaban al inventor o divulgador, que no fuera enseguida metido en la Casa Verde. Todo era locura. Los cultivadores de enigmas, los fabricantes de charadas, de anagramas, los maledicentes o curiosos de la vida ajena, los que ponen todo su cuidado en la elegancia, alguno que otro almotacén engreído, nadie escapaba a los emisarios del alienista. Respetaba a las enamoradas y no dejaba a las enamoradizas, diciendo que las primeras cedían a un impulso natural y las segundas a un vicio. Si un hombre era avaro o pródigo, de igual manera para la Casa Verde; de ahí la alegación de que no había regla para la completa sanidad mental." (Machado de Assis JM. El alienista. 2008)

En tanto que el consumir cocaína es "bueno para la salud"...

Lizardo Cruzado dijo...

La versada elegancia de su comentario, Dr. Stucchi no puede sino enrostrarnos más la aparatosa situación que motivó el post.
Alguna vez dedicamos una entrada a Machado de Assis y su excepcional obra, poco conocida lamentablemente:
http://desdeelmanicomio.blogspot.com/2010/08/el-alienista-de-joaquim-machado-de.html
Muchas gracias por su amable visita.