miércoles, 21 de agosto de 2013

Despersonalización: más que síntoma, un síndrome.





Egon-Schiele.net


La despersonalización es un cuadro frecuente en la práctica psiquiátrica y neurológica sin embargo una gran proporción de individuos normales puede experimentarla en situaciones ordinarias de agotamiento físico o emocional, estrés o privación de sueño (1). La despersonalización ha sido definida como una alteración de la conciencia del yo, de índole tal que el individuo despersonalizado se siente a sí mismo como extraño y distante, mero observador de sus procesos mentales y su ámbito corporal; es frecuente enfatizar en las definiciones usuales la sensación de irrealidad que el paciente experimenta y la comparación que hace de sus experiencias usando la expresión “como si”, por la dificultad inherente a la descripción de ellas, y que además denota la claridad que el sujeto despersonalizado mantiene sobre la naturaleza anormal de su estado (2). 

Se atribuye a Dugas en 1894 el empleo del vocablo “despersonalización” para nominar al fenómeno; desde entonces, y pese a los diferentes enfoques teóricos acerca de ella, la fenomenología de la despersonalización se ha mantenido relativamente estable (3). 

Jaspers expresaba: “Es experimentada en toda vida psíquica una actividad originaria, incomparable. Si lo psíquico, sea como percepción, sensación del cuerpo, recuerdo, representación, pensamiento, sentimiento, recibe ese tono especial de la acción “mía”, del “yo”, “personal”, se llama personalización. Cuando esos elementos psíquicos aparecen realizados con la conciencia de no pertenecerme, de ser extraños a mí, de ser automáticos, de surgir desde otra parte, se les llama fenómenos de despersonalización” (4). Honorio Delgado apuntaló esta definición subrayando: “La falta o la mengua de la cualidad de la conciencia del yo experimentada como sentimiento de plenitud presente vivida constituye la despersonalización. Es un estado en el que el sujeto tiene la impresión de su vida anímica como si no fuera propia sin ser ajena, impresión negativa, de vacío” (5).

Motivados por recientes avances en el esclarecimiento psicopatológico y neurobiológico de la despersonalización, hemos seleccionado algunos casos para ilustrar la diversa presentación del fenómeno y presentar un resumen actualizado de la literatura.


CASO CLÍNICO 1

Mujer de 28 años, con antecedente de asma bronquial que amainó en la adolescencia. Desde los 20 años de edad presentó crisis de pánico donde predominaban síntomas cardiacos: opresión precordial, taquicardia y sensación ominosa de palpitaciones, el cuadro cedió tras dos años de tratamiento con inhibidores selectivos de recaptación de serotonina y benzodiazepinas. A los 25 años de edad experimentó recaída de sus crisis de  pánico pero esta vez fueron a predominio de molestias respiratorias: sensación de atragantamiento, asfixia, sequedad de mucosas orofaríngeas e impresión de desvanecimiento y muerte inminente.  Pese a la reinstauración de su tratamiento, su evolución fue discreta y fueron instalándose en ella síntomas de despersonalización y desrealización: sensación de no ser ella misma, de sentirse como un robot, de no reconocerse en su propia actividad mental y, adicionalmente, inmenso temor a perder la razón. A medida que predominaban estos síntomas, fueron presentándose incluso en ausencia de las crisis de pánico y se apropiaron del cuadro clínico: atemorizada por creer que estaba enloqueciendo acudía a consulta pero no se atrevía a mencionar su vivencia, la que además no sabía expresar bien; esto retardó la intervención apropiada. No presentaba síntoma alguno de índole psicótica y no hubo anomalías en sus exámenes auxiliares; dado que cumplía criterios de trastorno de despersonalización, se le inició tratamiento con antidepresivos (sertralina)  y su evolución fue paulatinamente favorable, no obstante luego de unos meses desertó del seguimiento.


CASO CLÍNICO 2

Mujer de 21 años, soltera, instrucción superior técnica, desde niña fue tímida, nerviosa y colérica, se arañaba el rostro si las cosas no salían según su deseo, era muy perfeccionista; no tenía antecedentes familiares o personales de importancia. Hace un año sucedió el fallecimiento de un familiar cercano y desde entonces empezó a sentirse rara, no se reconocía a sí misma por momentos: afirmaba que era como si su cuerpo pesara 200 kilos y no fuese suyo o como si se tocara con guantes a sí misma. Decía no tener noción del tiempo, como si nada existiera en el pasado, como si su cabeza estuviera vacía y a la vez sentía enorme angustia. Llegaba a preguntarse: “¿realmente existo? No sé si estoy muerta.” Progresivamente fue experimentando profunda pesadumbre, abulia, hiporexia, sueño no reparador, ideas suicidas sin plan, se sentía indigna de afecto, prefería estar en cama dormitando y entonces le parecía escuchar la voz de su abuela muerta diciéndole: “ya falta poco” y también le parecía ver “sombras”. En su examen mental no se hallaron ideas delusivas ni alteraciones del pensamiento de tipo esquizofrénico, tampoco antecedentes de manía. Todos sus exámenes auxiliares resultaron normales. Fue diagnosticada como depresión mayor severa (a descartar depresión bipolar en el seguimiento) y se inició tratamiento con un antidepresivo, un antipsicótico atípico y una benzodiazepina, la evolución fue favorable tanto del ánimo como de los síntomas de despersonalización.


CASO CLÍNICO 3

Varón de 20 años, estudiante universitario, posee un tío esquizofrénico por la rama materna. Hace cuatro años consumió hachís y experimentó una intensa crisis de pánico, por lo que no volvió a emplearlo. Refiere que desde esa fecha él quedó “distinto en sus sentimientos, como si no sintiese el control de sus propios pensamientos aunque él sabía que sí los controlaba”.  No acudió a consulta por el temor de no ser comprendido y la aprensión de que pudiese confirmársele que se estaba volviendo loco. Puntualiza: “desde entonces he sentido extrañeza ante mis propias emociones, incluso no puedo sentir familiaridad con mis pensamientos más íntimos; cuando recién me pasó, sentía con desesperación como si yo mismo no fuese quien escogía las propias palabras que pronunciaba”. Tras dos años de padecimiento continuo llegó a experimentar ánimo deprimido e ideas tanáticas, se preguntaba a sí mismo sin hallar respuesta satisfactoria: “¿qué es lo que estoy sintiendo?” y muchas veces sentía que si no monitorizaba su mente permanentemente, ésta “se ponía en blanco”, asimismo sentía incertidumbre, desánimo, desesperanza y afirmaba: “pienso que ya nunca voy a ser el mismo de antes”. Pese a esto, el paciente podía seguir sus estudios universitarios y sus relaciones interpersonales con pareja y amigos.

Se le diagnosticó trastorno de despersonalización y depresión; se le brindó amplia psicoeducación sobre su trastorno y se le prescribió sertralina y clonazepam, lográndose mejoría progresiva de sus síntomas depresivos y ansiosos, a la vez que sus episodios de despersonalización se fueron tornando más leves e infrecuentes.


CASO CLÍNICO 4

Adolescente de 17 años, con instrucción secundaria, sin antecedentes de importancia. Hace tres años, luego de un accidente casero de la madre y que no revistió mayor severidad, se quedó sobresaltada y ansiosa, en sus propias palabras: “se quedó asustada”, no podía evadir la sensación de inseguridad y temor, sentía “como si no estuviera en el lugar donde estaba, como si nada fuese real o estuviese en medio de un sueño”.  Los primeros meses estas vivencias de despersonalización fueron autónomas, se repetían casi a diario y duraban varias horas, pero progresivamente fue abatiéndose su ánimo, tornándose hipobúlica y pesimista, presentaba ideas de minusvalía y lloraba con frecuencia, se quejaba: “todo lo que me pasa me parece extraño, me confunde, veo la hora y parece que esa no fuera realmente la hora, siento que el tiempo no se mueve, que estamos como inmóviles aunque sé que no es así.” En esas situaciones se sentía desesperada y se infería cortes superficiales en el antebrazo o se golpeaba la cabeza para “sentir el dolor real y poder darse cuenta que no era solamente su imaginación”, así su angustia se calmaba parcialmente. Se le diagnosticó trastorno de despersonalización y depresión mayor e inició tratamiento con antidepresivos pero defeccionó de la consulta.



Egon-Schiele.net


DISCUSIÓN

Aunque se ha señalado que, luego de la ansiedad y la depresión, la despersonalización es el síndrome más frecuente en la psiquiatría clínica y asimismo que la despersonalización constituye uno de los problemas nucleares de la psicología y la psicopatología (2), usualmente no se la detecta, discurre largo tiempo hasta su adecuado diagnóstico y se la concibe trivialmente como mero síntoma secundario en el seno de otros síndromes. 

Si bien ya se intuía la naturaleza sindrómica y compleja de la despersonalización, estudios recientes definen cuatro dimensiones subyacentes a la psicopatología de la despersonalización (2,6): a) experiencias corporales anómalas, b) anestesia emocional, c) experiencias anormales del recordar, y d) desrealización. 

El rubro de experiencias corporales anómalas abarca fenómenos diversos y el primero es la falta de sentimientos de pertenencia del propio cuerpo que vivencia el individuo despersonalizado. La sensación de pérdida de agencia, por su parte, es no experimentar a la conducta y los distintos procesos mentales como propios del yo del sujeto (y se diferencia de las experiencias de pasividad esquizofrénica pues en esta anomalía no se hace atribución de agencia a fuerzas externas y el juicio de realidad permanece indemne).  Jaspers hablaba de alteración de la conciencia de ejecución, dentro de las anomalías de la actividad del yo, y ello es equivalente a la sensación de pérdida de agencia.  Las sensaciones de descorporización aluden a la inefable vivencia de no sentirse presente uno en su propio cuerpo (y se asocian al afán de autoobservación incrementada, característico de la despersonalización) aunque la autoscopía es rara. Finalmente en este acápite destacan las distorsiones somatosensoriales (vivencias de cambio en el tamaño o forma de partes del cuerpo o del peso corporal), pero estos síntomas no son específicos de la despersonalización (y plantean el diagnóstico diferencial con epilepsia, migraña y esquizofrenia, donde son relativamente frecuentes).  Estos cambios en la imagen corporal tampoco son acompañados por alteraciones en el esquema corporal.

El entumecimiento o anestesia emocional, síntoma frecuentísimo entre aquellos que sufren despersonalización, es la atenuación de la vivencia emocional subjetiva (7); pero más que únicamente una incapacidad para sentir amor, miedo, placer, rabia, o todo el rango afectivo, es la imposibilidad de infundir un trasfondo emocional basal a los objetos percibidos o las circunstancias de la experiencia, asimismo involucra una mengua de la reactividad emocional: así  las emociones parecen carecer de espontaneidad y validez subjetiva. Es necesario destacar que a diferencia del afecto plano de la esquizofrenia, los pacientes con despersonalización poseen intacta su expresión afectiva (en resumen, este fenómeno es análogo al “sentimiento de anafectividad” de Honorio Delgado) (5). Asimismo, se ha verificado incremento en el umbral al dolor en pacientes despersonalizados. 

Las experiencias anómalas del recordar (aunque de hecho estas experiencias abarcan otros territorios cognitivos), consisten en las quejas del paciente despersonalizado de no poder tener acceso subjetivo a contenidos como pensamientos, recuerdos e imágenes, aunque paradójicamente su desempeño cognitivo en pruebas neuropsicológicas es siempre normal; es decir, los eventos individuales parecen carecer de significado personal para el mismo sujeto. A esto se asocian cambios prominentes en la vivencia del tiempo anímico y desasosegantes sensaciones de vacío mental. 

El término desrealización fue acuñado en 1935 por Mapother (8) (la despersonalización solía diferenciarse en autopsíquica, somatopsíquica y alopsíquica, esta última coincidía con la desrealización) (5). Se la ha descrito como la sensación de desvinculación o alienación del observador respecto a su entorno, cual si las cosas en rededor no fueran reales. Para la mayoría de autores no hay distinción conceptual y clínica evidente entre despersonalización y desrealización, la presentación de esta última aislada es rarísima y, como ya advirtió Dugas, la diferencia entre una y otra radicaría en el ángulo que adopta quien describe el fenómeno: “En la despersonalización, el individuo se siente un extraño entre las cosas o, si uno prefiere, las cosas resultan extrañas para él” (9). 


Egon-Schiele.net


El síndrome de despersonalización puede coexistir con cualquier patología psiquiátrica, sobre todo con trastornos de ansiedad (68%) y depresión (52%), además de esquizofrenia y distintas psicosis, aunque no se ha descrito en la manía (10). Las personalidades anancástica, evitativa y limítrofe son las más asociadas al diagnóstico. En otras especialidades médicas se la halla asociada a epilepsia (preferentemente del lóbulo temporal), traumatismos encéfalo-craneanos y migraña, además de disturbios del aparato vestibular (1,2). El síndrome de despersonalización asimismo puede ser causado por consumo de marihuana, LSD, éxtasis y ketamina (2,6). Sin embargo, si los síntomas de despersonalización ocurren de manera independiente y espontánea, se establece el diagnóstico de trastorno de despersonalización  que se clasifica entre los trastornos disociativos en el DSM-IV, -lo que resulta discutible pues disociación y despersonalización son experiencias distintas y la despersonalización se asocia más a ansiedad y depresión que a cuadros disociativos-. El trastorno de despersonalización no es una patología rara pues su prevalencia oscila entre 0,8 y 2% de la población, no hay diferente prevalencia entre sexos, su curso usual es crónico y se inicia entre el final de la adolescencia y el inicio de la juventud. Hay datos que señalan como antecedente del síndrome de despersonalización a las experiencias de abuso emocional infantil (2,6,8).

A nivel neurobiológico, se postula que la despersonalización sería una respuesta cerebral inespecífica y preformada, análoga al delirium o las convulsiones. Ha llamado la atención que los pacientes con despersonalización presenten una respuesta autonómica aminorada; las neuroimágenes muestran hipoactividad de las estructuras ligadas a los fenómenos emocionales (amígdala e ínsula) secundaria a un mecanismo inhibitorio fronto-límbico. En base a esto se asume que la despersonalización sería una respuesta vestigial del sistema nervioso que se desarrolló a fin de preservar conductas adaptativas ante situaciones de estrés intenso: en semejantes situaciones la despersonalización produciría la inhibición de respuestas emocionales sin valor funcional pero conservando un estado elevado de alerta. Patológicamente, esta respuesta vestigial podría volverse persistente y disfuncional (1,2). 

Otro hallazgo de gran valor pues refleja la interacción entre naturaleza y cultura es que los problemas de despersonalización son más frecuentes en sociedades occidentales, caracterizadas por su individualismo,  en comparación con sociedades menos industrializadas y más colectivistas (Asia y Latinoamérica). Es factible pues que las influencias culturales moldeadoras del concepto y vivencia de uno mismo operen directamente sobre esta vulnerabilidad psicopatológica (6,8).

En cuanto al tratamiento del síndrome de despersonalización, dado que hay evidencia de implicación serotoninérgica, glutamatérgica y de opioides endógenos en su neurobiología, se han ensayado antidepresivos, lamotrigina y antagonistas de opioides, con resultados dispares: al parecer los antidepresivos tienen efectividad sobre todo en aquellos cuadros de despersonalización con correlato importante de ansiedad o depresión. Los antagonistas de endocannabinoides asoman prometedores pero a la distancia aún (11). En cuanto a abordajes psicoterapéuticos, el psicodinámico y técnicas abreactivas (centrados en el manejo de las vivencias disociativas, de pérdida de control y de amenaza al self) además del cognitivo-conductual (enfocado en las cogniciones ansiogénicas); no son mutuamente incompatibles y plantean una línea abierta de investigación (2,12).

En los casos presentados apreciamos que el primero constituye un típico trastorno de pánico donde progresivamente la despersonalización se emancipó hasta devenir en lo predominante de los síntomas: recuérdese que el paciente usualmente rehúsa hablar de su despersonalización por lo inefable de sus experiencias y el temor de estar “volviéndose loco”, y ello dificulta su oportuno manejo, como en la viñeta que aludimos. Sims recomienda (13): “siempre que la descripción de los síntomas por parte del paciente se vea interrumpida por su desconcierto e indecisión, se le debería preguntar por probables síntomas de despersonalización”. La viñeta 2 representa un cuadro depresivo severo con síntomas de despersonalización que erróneamente llevaron a un diagnóstico inicial de psicosis por la inadecuada comprensión de las expresiones de la paciente y lo peculiar de sus experiencias corporales anómalas. La viñeta 3 es un caso paradigmático de despersonalización que fue inducida por marihuana (hachís) y luego progresó a trastorno independiente, no hubo indicio alguno de psicosis y por el tiempo de seguimiento la probabilidad de que sea un trema se desvanece. En este caso, como en la viñeta 4 se aprecia lo descrito acerca de que  varios fenómenos de despersonalización principian con un episodio de ansiedad pero luego la misma despersonalización constituye un estímulo ansiogénico y se establece así un círculo vicioso que va generando mayor ansiedad progresivamente (6). Aquí se impone igualmente lo apuntado por Sims: “el alivio que siente el paciente al encontrar a alguien dispuesto a escucharle, y quizás incluso a comprenderle es, a menudo, enorme” (13).

En el ámbito de la investigación básica, la despersonalización, como síndrome o trastorno, provee campo para el estudio de la naturaleza de las vivencias emocionales y de la conciencia del yo, a la vez  que abre una perspectiva para la más amplia comprensión de la condición humana (2,8). En el área de la praxis psiquiátrica,  la detección y abordaje adecuados de la despersonalización son trascendentes pues este síndrome constituye un marcador de severidad y pobre pronóstico y no detectar su presencia abona a una pobre relación médico-paciente e incumplimiento de tratamiento (2) además de que, tal como lo sugieren nuestros casos, ello propende al empeoramiento del cuadro clínico, con eventual desarrollo de cuadros depresivos y riesgo autolesivo. El subdiagnóstico se ha registrado en diversas latitudes pero en nuestro medio se desconoce su frecuencia. Es posible que detrás de la elevada prevalencia en nuestro país del síndrome sociocultural del “susto” existan también síntomas semejantes a los de la despersonalización; la debida investigación psicopatológica transcultural se halla pendiente (14, 15).

En conclusión, la despersonalización no es un cuadro infrecuente en la praxis médica y en virtud de su compleja estructura cabe hablar de un síndrome más que de un síntoma. Reconocerla tiene connotaciones diagnósticas y terapéuticas de primer orden y escudriñar su existencia en los ámbitos epidemiológicos y clínicos de latitudes como la latinoamericana es una tarea que se avizora fructífera.


Egon-Schiele.net



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


1. Simeon D, Abugel J. Feeling unreal. Depersonalization disorder and the loss of the self. New York: Oxford University Press; 2006.
2. Sierra M. Depersonalization: a new look at a neglected syndrome. New York: Cambridge University Press; 2009.
3. Sierra M, Berrios GE. Depersonalization: a conceptual history. Hist Psychiatry. 1997; 8: 213-229.
4.  Jaspers K. Psicopatología general. México: Fondo de Cultura Económica; 2001. 
5. Delgado H. Curso de Psiquiatría. 6ta. ed. Lima: UPCH; 1993.
6.  Sierra-Siegert M. La despersonalización: aspectos clínicos y neurobiológicos. Rev Colomb Psiquiat. 2008; 37: 40-55.
7. Medford N. Emotion and the unreal self: depersonalization disorder and de-affectualization. Emot Rev. 2012; 4: 139-144.
8. Sierra-Siegert M. Despersonalización: aspectos psicopatológicos. En: Luque R, Villagrán JM (eds.) Psicopatología descriptiva: nuevas tendencias. Madrid: Trotta; 2000. pp. 249-263.
9. Dugas L, Sierra M, Berrios GE. A case of depersonalization. Hist Psychiatry. 1996; 7: 455- 461.
10. Gonzales-Torres MA, Inchausti L, Aristegui M, Ibañez B, Diez L, Fernandez-Rivas A, Bustamante S, Haidar K, Rodriguez Zabaleta M, Mingo A. Depersonalization in patients with schizophrenia spectrum disorders, first-degree relatives and normal controls. Psychopathology. 2010; 43: 141-149.
11. Sierra M. Depersonalization disorder: pharmacological approaches. Expert Rev Neurother. 2008; 8: 19-26.
12. Mendoza L, Navinés R, Crippa JA, Fagundo AB, Gutierrez F, Nardi AE, Bulbena A, Valdés M, Martín -Santos R.  Depersonalization and personality in panic disorder. Compr Psychiatry. 2011; 52: 413-419.
13. Sims A. Síntomas mentales. Madrid: Triacastela; 2008.
14. Bernal-García E. Síndromes folklóricos en cuatro ciudades de la sierra del Perú: prevalencia de vida, asociación con tres síndromes psiquiátricos y sistemas de atención. Anales de Salud Mental. 2010; 26: 39-48. 
15. Bernal-García E. Estudio epidemiológico y síndromes folklóricos en cinco ciudades de la selva peruana: prevalencia de vida, asociación con tres síndromes psiquiátricos.  Anales de Salud Mental. 2010; 26: 49-57. 



______________________________________


NB: El presente reporte ha sido publicado en la Revista de Neuro-Psiquiatría (Lima) con la autoría de Patricia Núñez, Galia Rojas y el suscrito. (Enlace)



Otras entradas relacionadas en este blog:

51 comentarios:

Nicolás Alonso dijo...

hola me gustaria poder citar el trabajocomo parte de la bibliografia en una revision del tema. gracias

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Nicolás:

Gracias por tu interés, la referencia actual es:

Cruzado L, Núñez-Moscoso P, Rojas-Rojas G. Despersonalización: más que síntoma, un síndrome. Rev Neuropsiquiatr. 2013; (en prensa).

Y aparecerá pronto en la Revista de Neuro-Psiquiatría:
http://www.upch.edu.pe/famed/revista/index.php/RNP/index

Gracias por tu visita.


dras arias dijo...

Hola. Disfrute mucho de la lectura ya que padezco de este síndrome desde hace mas de 5 años. Me estuve tratando con sertralina y clonacepan hace ya como 4 años pero desistí del tratamiento tras sentir algunas mejorías. Los episodios de des personalización actualmente son más frecuentes... leer este artículo me sirve de apoyo y estoy pensando en retomar mi tratamiento. Gracias.

dras arias dijo...

Hola. Muy buen artículo, de hecho me sirve mucho de ayuda ya que calma un tanto mi ansiedad. Padezco de este síndrome desde hace ya 5 años. Actualmente llevo una vida normal con episodios esporádicos que últimamente se han vuelto más frecuentes. Estoy pensando en retomar mi tratamiento (sertralina y clonacepan) esperando que los efectos sean mejores esta vez. Cualquier consejo sería de mucha ayuda para mí. Gracias.

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias por tu testimonio y por enfrentar así este problema de salud, efectivamente, debes retomar la opinión profesional y sin duda que ésta será una oportunidad para que el afronte sea mucho mejor, con tu mayor experiencia y recursos obtenidos. No postergues la consulta. Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Hola buenas. Me gustaria comparir mis sensaciones de despersonalizacion y saber si realmente padezco de este transtorno o no. Me vienen una serie de pensamientos y preguntas: que hago aqui en esta vida? Porque puede mirar,tocar,etc.?no me gusta la sensacion de verlo todo desde mis ojos. Me siento atrapada a un cuerpo y quiero escapar. No asimilo mi alrededor. Me asusta mucho todo lo q me.envuelve, no lo entiendo hasta el punto que me da un ataque de panico bestial....mi cuerpo se descontrola...grito,me tiro al suelo, empiezo a chillar y chillar como si estuviera loca..mi padre en seguida me abraza i me intnta calmar..pro necesito huir de mi misma. Deseo morirme..desaparecer. no quiero sentir que estoy viva en un mundo porque lo veo muy extraño. Llevo 6 años asi aunque he estado unos 3 bastante bien pro ahora he vuelto con las crisis de panico tan heavis...ayudarme por favor.

Lizardo Cruzado dijo...

Hola amiga anónima:
Gracias por compartir tu testimonio con otras personas que atraviesan la misma circunstancia problemática que tú padeces. Ciertamente todo indica que padeces síntomas claros de despersonalización, los que refieres vívidamente, y el padecimiento que te ocasionan queda bien reflejado en tu descripción. Debes recibir tratamiento, claro está, y aunque son muy desagradables estos síntomas, enfrentarlos con progresiva calma ayudará a que la reacción ansiosa y pánica sea cada vez menor. Te deseo mucha suerte. Gracias por tu comentario y tu amable visita.

Maicol Burgos dijo...

Debo contar para saver si padezco esto espero una respuesta porfavor siento que me estoy volviendo loco aveces me miro la pierna y siento ccomo si no fuera mia como si no la podre mover nunca mas ahora me esta pasando con mi brazo pierna y brazo izquierdo miro mi brazo y siebto que no es mio aveces me doy pilliscones para ver si tengo sensibilidad en el brazo o e la pierna o para ver si siento el calor de mi mano aveces cuando hablo con alguien es como si mi boca hablara por si sola y respondiera sola por mi siento como si estuviera desconectado de la realidad aveces me preguto en mi mente dije o no dije esto hasta el punto de preguntarle la persona que esta al lado mio no me concentro con facilidad de verdad que es horrible estoy deseperado tengo 21 años y ya me estoy volviendo loco no se que hacer ni quien contarle porque temo que se rian de mi o que no me crean y me tinlden de loco ayuda !!

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Maicol:
La profusa variedad de síntomas que presentas (varios de ellos pueden corresponder a fenómenos de despersonalización) ameritan tu pronta consulta con un especialista. No retardes tu búsqueda de ayuda. Suerte.

Anónimo dijo...

Hola a todos, yo llevo tiempo buscando sobre este tema y la verdad cada vez me convenso mas de que lo padesco, bueno, yo tengo 15 años y llevo aproximadamente 5 con esto, era muy pequeña para entenderlo en aquel momento, creí que era algo normal y que se me quitaría, pero era (es)muy incomodo, es como si no fuera yo, no se aprovechan los momentos al máximo, es una indiferencia enorme la que se tiene, es como si todo fuera un sueño, nunca habia tratado de. Hablar con nadie de esto, y la única vez que lo intente fue con mi mama, le dije que leyera un articulo aquí en internet y después le explique lo que sentía y que necesitaba ir a un psicólogo, lo primero q me dijo fue que yo no estaba locay se rio,y me dolió mucho, después de eso no le he vuelto a decir nada,... no me puedo consentrar en nada, me cuesta retener información, todo se me hace extraño... no se que hacer, soy menor de edad aun no puedo medicarme yo sola, no puedo ayudarme yo sola porque no soy psicóloga ni nada de eso, mi familia no me muestra apoyo, ni les interesa,... estoy diagnosticada con ansiedad, como hace 6 años y me imagino que ha de ser por eso, me recetaron medicamento y no compraron nada, esto es muy incomodo, siento como si todo fuera de mentiras! Me gustaría saber si creen que sea eso lo que tengo o si es otra cosa! Por favor. No lo soporto ya! AYUDA!

Lizardo Cruzado dijo...

Estimada lectora anónima:
Conviene que insistas con tu madre u otros familiares cercanos a ti y a quienes tengas confianza. Otra opción es conversar con alguna profesora de tu colegio. Todo lo que sea para obtener ayuda será una buena idea. Lamentablemente, es frecuente que las personas a nuestro alrededor no crean en las molestias "psicológicas", las ridiculicen o las ignoren. Pero hay que insistir. Te deseo la mejor de las suertes. Saludos y gracias por tu confianza.

Anónimo dijo...

Hola que tal? mi novia esta padeciendo sintomas muy similares a lo explicado anteriormente, ella es una persona que siempre se hizo muchos problemas por todo, tiene problemas familiares y ademas con la facultad, desde un principio se obseciono muchisimo y paso dias enteros sin salir de su cuarto para estudiar, castigo muchisimo su cerebro, aunque ya metio todas las materias, con la particularidad que desde que metio la ultima materia, arrancaron sus ataques de panico y PRINCIPALMENTE falta de memoria inmediata, la desespera, tiene miedo a volverse loca, a no volver a ser la de antes , vive angustiada. Le hicieron placas en la cabeza y todo salio perfecto, pero el ultimo medico le diagnostico despersonalizacion, la esta tratando con trapax 2,5 y con quetiapina xr200 queria saber si es lo correcto muchas gracias.

Anónimo dijo...

Hola que tal? mi novia esta padeciendo sintomas muy similares a lo explicado anteriormente, ella es una persona que siempre se hizo muchos problemas por todo, tiene problemas familiares y ademas con la facultad, desde un principio se obseciono muchisimo y paso dias enteros sin salir de su cuarto para estudiar, castigo muchisimo su cerebro, aunque ya metio todas las materias, con la particularidad que desde que metio la ultima materia, arrancaron sus ataques de panico y PRINCIPALMENTE falta de memoria inmediata, la desespera, tiene miedo a volverse loca, a no volver a ser la de antes , vive angustiada. Le hicieron placas en la cabeza y todo salio perfecto, pero el ultimo medico le diagnostico despersonalizacion, la esta tratando con trapax 2,5 y con quetiapina xr200 queria saber si es lo correcto muchas gracias.

Lizardo Cruzado dijo...

Hola:
Gracias por la confianza. Aunque no solemos dar diagnósticos ni tratamientos por esta vía, llama la atención el esquema terapéutico indicado para una despersonalización que ha asomado en un contexto ansioso depresivo. Converse con su médico.

Gaston Cerliani dijo...

A mi me lo niegan los psicologos, pero se que lo tengo y lo hacen para no asustarme tanto! El problema que tengo es que siento culpa y miedo de que algo sumamente extraño ocurra ya que siento que tengo un 'don' que no debería tener y voy por la vida asustado de que algo malo me ocurra y eso aumenta más mi ansiedad! Tengo diagnosticado t.a.generalizado y esto es un gran factor para haber llegado a estado ansiogeno. Lo peor de todo es la sensacion de soledad, de estas sólo en esto, sos el único! Es terrible!
bueno suerte a los que tengan esta enfermedad! Saludos

Gaston Cerliani dijo...

A mi me lo niegan los psicologos, pero se que lo tengo y lo hacen para no asustarme tanto! El problema que tengo es que siento culpa y miedo de que algo sumamente extraño ocurra ya que siento que tengo un 'don' que no debería tener y voy por la vida asustado de que algo malo me ocurra y eso aumenta más mi ansiedad! Tengo diagnosticado t.a.generalizado y esto es un gran factor para haber llegado a estado ansiogeno. Lo peor de todo es la sensacion de soledad, de estas sólo en esto, sos el único! Es terrible!
bueno suerte a los que tengan esta enfermedad! Saludos

Lizardo Cruzado dijo...

Saludos, Gastón. Y sigue adelante enfrentando las molestias cuyo testimonio has compartido. Suerte.

Anónimo dijo...

maitte tengo 45 años y sufro despersonalizacion por muchos traumas trajedias en mi vida, ya no siento el dolor ajeno osea si una amiga esta sufriendo yo no le presto atencion y asi me pasa con todos estoy aislada del mundo soy como un robot insencible he perdido amistades y el contacto con la realidad me siento vacia

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Maitte:
Espero que puedas tratarte del problema que te aqueja, aunque tu comentario es breve, parece haber un cuadro depresivo de fondo aparte de los síntomas de despersonaliozación que te aquejan.
Un cordial saludo desde aquí.

Anónimo dijo...

Hola, estoy desesperada, toda mi vida e sido alguien muy ansiosa, pero lo e sabido manejar pero ahora que casi cumplo 32, me estoy enfrentando a los peores ataques de ansiedad que nunca habia tenido en mi vida, me entra un miedo terrible, unas ganas de correr o de llorar, siento que pierdo el control de mi misma, pero lo que mas me esta desesperando es esa sensación de que mi cerebro se a desconectado de mi cuerpo :( me siento muy triste, y me da miedo no disfrutar la vida, cuando hablo, siento que mi voz es de otra persona, o que la escucho muy fuerte, nunca habia ido donde una spicologa pero al fin me e decidido a ir, ya fui a la primera consulta, pero solo fue a hablarle de mi vida en general, nose que seguira, pero le pido a Dios con todas mis fuerzas que me ayude salir de esto :'( mas que estoy casada en julio cumplo dos años y no quiero arruinar mi matrimonio, aunque mi esposo es super comprensivo y me entiende, tengo miedo que lo bonito que estamos viviendo se arruine por lo que me esta pasando, adios :(

Lizardo Cruzado dijo...

Estimada lectora anónima: Su elocuente testimonio expresa los malestares y sufrimientos enormes que puede causar este problema de salud, al punto que acaba desmoralizando a quien lo sufre. Confíe en que mejorará y recuperará su estabilidad previa y que quienes la quieren seguirán a su lado apoyándola: cuando Ud. se casó, no le estipularon acaso: "en la salud y en la enfermedad..."
Gracias por su confianza.

Anónimo dijo...

Gracias por respondernos y ponernos atención Lizardo =) que Dios te bendiga y sigausando para ayudarnos a nosotros que pasito a pasito queremos salir adelante =D.

lui dijo...

Me siento profundamente confundida con mi vida. Varias veces pienso en la muerte, aunque le temo mucho no le encuentro sentido a la vida. Todo marcha bien aparentemente, novio, universidad exitosa, sueños que quiero cumplir... pero de repente no le encuentro sentido a nada, me siento ajena a lo que pasa a mi alrededor. Tampoco se como soy: me dicen que soy linda, pero yo veo mi imagen completamente distinta en los espejos, reflejos, fotos... siempre soy distinta. Tengo episodios de tristeza profunda, de llanto y sobre todo la mayoría de los días no me siento real. Para colmo el miedo a la muerte que me paraliza completamente. Fingo frente a todos, mi familia, mi pareja, mi psicologa. Suelo fingir también frente a mi misma. Me siento en un enorme y elaborado montaje de teatro. Y no se quién soy.

lui dijo...

Pdt. No me corto pero siempre suelo tener a mano un broche para pellizcarme fuerte. Me he cortado antes hace años, pero dejé de hacerlo luego de una lucha interna con mi voz de la conciencia.

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Lui:
Gracias por tu testimonio acerca de tu vida y pesares. Lo que cuentas es más complejo que un caso de despersonalización, sin duda, y espero que llegues a vencer estos problemas como venciste esos impulsos de hacerte cortes. No es fácil, claro, pero cuántas cosas has afrontado desde que eras muy pequeña, recuérdalo.
Un saludo cordial.

Anónimo dijo...

Hola tengo 25 años, estoy.pasando por unos momentos malos, el medico me dice que tengo transtorno de angustia, y mi manera de pensar me hace tener todos estos sintomas, estoy tomando.paroxetina 20mg desd hace 15 dias, mis síntomas que me tienen atormentado son la sensacion de mirar todo a lo que sea persona.imagen..y sentirlo como si fuera aire,diferente que antes cómo si no podría ir y tocarlo, no lo siento vivo nose como explicarlo,tambien noto que voy caminando y hago las cosas sin saber como automáticamente,me.noto flotando a veces, aunque soy capaz de hacer todo me.cuesta mucho mas que antes,me gustaría saber su opinion GRACIAS DE ANTEMANO

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias por tu confianza, amigo anónimo, efectivamente, lo que describes son síntomas compatibles con los de despersonalización y suceden muchas veces en el contexto de un trastorno de pánico como el que te han diagnosticado. Es necesario que sigas con la medicación (quince días es un tiempo aún breve) y comuniques tus dudas e inquietudes a tu médico. Es bueno que te informes de todo lo que se relaciona con tu problema. Gracias por tu comentario y testimonio.

Facundo dijo...

Buenas Noches, tengo 25 años lei el texto que me parecio muy interensante. hace exacatamente 10 meses tuve mi primer episodio de panico tras estar en mi casa bañandome y de golpe pensar en si la vida era real, quien era yo como que me sentia un extraño en mi cuerpo y hasta escuchar mi propia vos me daba miedo, analizaba todo... tengo la idea que una serie de episodios fueron los desencadenantes como separarme de mi novia, perder mi trabajo, entre otras me llevaron a esto. Empese un tratamiento con terapia y paroxetina 20mg durante 6 meses lo cual me disminuyo los sintomas bastante. si bien no consegui trabajo todavia, voy a la facultad y tengo un muy buen desempeño por estos motivos hace 1 mes deje gradualmente la medicacion pero raramente me volvieron todos los sintomas y pensamiento que comente al principio... causandome una gran frustracion, me gustaria que me pueda guiar un poco porque ultimamente me siento un extraterrestre si bien sigo haciendo terapia no logro la manera de eliminar estos pensamientos.
Desde ya muchas gracias !

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Facundo:
Gracias por tu confianza. Si hubo una mejoría, sin duda podrá retomarse. Seis meses es un tiempo escaso de tratamiento para un problema complejo como la despersonalización. No te abismes en el desánimo y vuelve al profesional de tu confianza.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola, soy masculino de 29 años. hace uno dias, tuve un cuadro sintomatico igual, por lo menos eso me dijo el medico que era.
yo presento desde hace muchos años un dolor en el pecho, los cuales son intensos, pero esta vez fue mucho mayor, provocandome una paralisis momentanea del lado izquierdo de mi cara y de mi mano izquierda. a decir verdad si me lleve un gran susto por lo ocurrido, fui atendido, pero afortunadamente solo fue el susto, dias despues volviendo a sentir el mismo dolor toraxico, ya de menor intensidad, mi vista se nublaba, parpadeaba mucho, sentia que la luz me molestaba, los ojos me dolian, perdia el control de mi cabeza, la giraba involuntariamente y se podia decir que me quedaba ido, o sin poder reaccionnar, asi pasaron unas horas, eso me paso varias veces, no fue hasta la ultima vez, que ya empese a hacer gestos extraños e involuntarios que duraban rato, en uno de esos gestos parecia sonreir, y desde alli ya no era yo, si sentia que era mi cuerpo, pero no mi personalidad, era la de un niño. hablaba como un niño, estaba ido, sabia donde estaba pero no cordninaba mis momivientos, tras esto nuevamente tuve que ir a urgencias y el medico me dijo que podria ser una despersonalizacion.

¿es esto una despersonalizacion?

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias por su comentario, antes de considerar una despersonalización, debería evaluarse la posibilidad de una crisis epiléptica (no una crisis generalizada sino una crisis parcial compleja, por ejemplo) que requiere una evaluación neurológica detallada. Sobre todo por los fenómenos que describe como ajenos a su voluntad ("estar ido, no poder reaccionar, hacer gestos extraños e involuntarios"). La despersonalización no solo es un fenómeno psiquiátrico primario sino que puede deberse a problemas cerebrales orgánicos que deben considerarse meticulosamente a priori.
Suerte.

ericgarlez dijo...

Saludos! Yo la padecí cuando deje de beber -entre otros muchos sintomas- y buscando encontré un blog llamado Anxiety no more, de un ingles llamdo Paul David; ahi se comenta que estos sintomas son como un interruptor de seguridad para proteger a un cerebro cuya mente ha estado trabajando sin descanso, sobre todo bajo condiciones de estrés o impactos emocionales. También se enfatiza que estos sentimientos son inocuos y lo que hay que hacer es darle descanso al cerebro. Obviamente es más sencillo decirlo que hacerlo, pero a través de terapia cognitiva, conductual, mindfulness y sobre todo del conocimiento y la observación de la mente, pude salir adelante de ello. Comprendo que el perfil de este blog es más clínico que de autoayuda o terapéutico pero me parece importante mencionar esto por si a alguien le sirve, ya que es de las peores sensaciones que se experimentan con un transtorno de ansiedad generalizada.

Anónimo dijo...

Hola. Me llamo Gabriela y tengo 14 años. Desde pequeña sufro crisis de pánico cuando pienso en la muerte y las típicas preguntas de "La vida es real?" "¿Desapareceré cuando muera?" "Cual es el sentido de vivir?" y pues, me consolaba pensado en que faltaba mucho tiempo, duraba así unos días y luego me "adormilaba", por llamarlo de alguna manera y se me pasaba.
Hace un año aproximadamente falleció mi abuela, que era la persona a la que mas amaba, desde antes, cuando estaba enferma ya me había planteado la pregunta de que pasaría si llegaba a morir, y suponía que me daría depresión o algo por el estilo. Llore mucho y sentí que la vida era terriblemente injusta cuando se agravo, pero luego de eso ya no sentí nada.
Cuando murió no llore, no sentí dolor, era una indiferencia terrible. No podía recordar con claridad los recuerdos ni nada.
Ahora no siento las emociones, o sea, me rió, lloro, me enojo, pero todo parece irreal, como si lo hiciera porque se supone que debo hacerlo, no porque lo sienta de verdad. Como si estuviera adormilada y muy metida dentro de mi mente, el mundo exterior parece abstracto. He pensado en la muerte, pero son pensamientos muy superficiales, no me asustan de la manera brutal en la que lo hacía antes (no en suicidarme, si no en la muerte como tal)
A veces cuando las personas me hablan, dejo de prestarles atención y me quedo mirando como tonta al vació, como si estuviera pensando pero tengo la mente en blanco. Me es difícil concentrarme.
Mi voz es rara, o yo la escucho rara, todas las demás personas parecen distantes y como si todo fuera el mismo dialogo, como una obra de teatro sin sentido.
Tengo miedo de que si se me pasa me sienta muy mal por la muerte de mi abuela y me vuelvan a dar ataques de pánico, pero no quiero seguir así. No vivo al 100%.
Tambien tengo ansiedad y me muerdo las uñas (he intentado dejarlo), ademas me muerdo el labio hasta que queda hinchado. No he tenido mucho apetito últimamente y me siento demasiado sola y vacía, no tengo amigos y odio la maldita rutina de todos los días. Pienso que si vivo algo emocionante, me despertare... Algunas personas dicen que estoy en shock, pero ya ha pasado un año... Que sucederá?

Estoy desesperada, ayuda... Debo ir con un psicologo o un psiquiatra?

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Gabriela:
Gracias por tu confianza. Me doy cuenta de que estás sintiendo una serie de experiencias peculiares e inquietantes pero te aseguro que se pueden tratar y empezar a solucionarse, no dudes de que hay formas de enfrentar esto que te está sucediendo. Considero que debes ser llevada en primer lugar a un médico psiquiatra quien evaluará tu caso detenidamente y prescribirá las formas más convenientes de tratamiento.
Suerte. Un saludo cordial.

Anónimo dijo...

hola soy Elena estoy muy interesada en el tema ya que mi hijo de 22 años cree padecer de muchos síntomas de los que se describen aquí,desde hace ya bastante tiempo y lo han visto algunos doctores pero me doy cuenta que no hay mucha información.Vivimos en una cuidad al sur de Chile por eso mi interés mayor es que me orienten a donde o con quien recurrir para una buena evaluación o diagnostico ya que los psicólogos o siquiatras de mi cuidad no me han servido
Estoy muy confundida y asustada ya que en general la gente sabe poco sobre el tema y efectivamente si uno lo cuenta creen que mi hijo esta loco o consumiendo alguna droga. donde puedo recurrir en chile quedo esperanzada en su respuesta
Mama desesperada

Gaston Cerliani dijo...

Elena, los sindromes no existen los invento el hombre para describir conjunto de signos y sintomas, yotengo, aunque ahora menos "desrealizacion" y la verdad es que los sintomas sirven para algo, son reales, son del cuerpo, estan queriendo mostrar algo. Desde la mirada medica capitalista siempre se trata de taparlo, ya sea con drogas como las benzodiazepinas, antidepresivos, alcohol, etre un largo etc. Sin embargo hay que saber escuchar, aunque duela tanto, estos sintomas. La "desrealizacion" no de ja de ser un conjunto de sintomas, en mi humilde opinion, no soy experto, es la de tratarlo con psicoanalisis (no cualquier psicologo es psicoanalista, no cualquier psiquiatra es psicoanalista), tenes que buscar uno muy bueno, generalmente son caros pero son efectivos. Eso si, yo sufria en las primeras etapas grandes crisis de angustia que no sabia que me angustiaban mucho y la verdad que las benzodiazepinas eran el santo grial para esto, no te digo que las use pero que sean para casos de emergencia como algun ataque de panico, sino estorban el tratamientio psicoanalitico.
Saludos

dar mt dijo...

Gracias! Este artículo me sirvió mucho.

Hace dos meses comencé a enfermarme pero por negligencia médica no me diagnosticaban correctamente, estuve muy enfermo hasta que por último dieron el diagnóstico correcto de fiebre tifoidea. Mientras tanto tenía el estrés de la enfermedad, el estrés de no saber qué tenía, y el estrés de la escuela (estudió medicina).
Después del tratamiento de tifoidea comencé a sentirme raro, como "no ser yo mismo" o "estar en un sueño". Eso mismo me llevo a tener episodios de depresión y ansiedad (llorar mucho). Soy una persona que se desespera rápidamente, y acudí al psiquiatra porque tenía temor de estar volviéndome loco. Ya llevo un mes sintiéndome así.

El psiquiatra me dijo que era probable que tenga una despersonalización a causa de todo el estrés al que estuve sometido.
Me recetó un antidepresivo (fluoxetina). Pero no sé si deba tomarlos.

Gracias por su atención.

Lizardo Cruzado dijo...

Hola dar mt:

Podría ser que tu despersonalización, al haber sido reactiva, vaya atenuándose sin medicación. En ese caso, de todos modos sigue bajo la observación cercana de tu psiquiatra.

Gracias por tu confianza. Suerte.

Anónimo dijo...

Hola. Soy una chica de 20 años y hace más de 4 que sufro ataques de pánico. Nunca he llevado tratamiento, y han sido varias veces en que los médicos me han insistido que vaya con algún psiquiatra pero me he detenido por situaciones familiares y económicas. Hubo un tiempo en el que estuve sin ningún ataque de pánico sin necesidad de algún tratamiento y pensé que definitivamente me había "curado", sin embargo, hace unos meses tuve uno muy intenso, y no sé que pasó pero fue como si de repente todo fuera tan extraño y ajeno a mí. No sentía emoción alguna. Hacía cosas cotidianas y era como si lo hiciera automáticamente, como si estuviera soñando, no importaba que acciones realizara, no me causaba nada. Me miraba en el espejo y era como si fuera otra persona reflejada en ella y entonces comencé a cuestionarme sobre si todo esto era real o no, si inclusive existo. Luego, empecé a escuchar voces, de las cuales no reconozco y entiendo que dicen, y comencé a ver "sombras".
No tenía idea de que era lo que pasaba y tenía miedo de estar volviendome loca por lo que me causaba más ansiedad, hasta que a personas con experiencias similares y descubrí que se llamaba despersonalización, y así fue como llegué aquí. Leer sobre ello me ha tranquilizado un poco pues sé que puede tratarse y puedo estar bien y llevar una vida " normal", ya que todo esto me ha causado varios problemas en todos los ámbitos. Y digo que me ha tranquilizado un poco dado a que no he leído sobre escuchar y ver cosas, y no sé si esto podría ser algo más o no tiene importancia.
Le agradezco profundamente el que se haya tomado el tiempo de escribir esto, porque sé que ha ayudado a más de a uno.
Y espero que pueda resolver mi duda sobre lo último o solo restarle interés.
Gracias de antemano.

Anónimo dijo...

O si solo debería restarle interés*

Lizardo Cruzado dijo...

Hola anónima lectora de 20 años:

Gracias por tu confianza y tus palabras. No te sorprenda que en una crisis severa de pánico con gran despersonalización hayas tenido experiencias de tipo alucinatorio. Existen múltiples tipos de alucinaciones no psicóticas y pueden suceder en situaciones severas como las que tú atravesaste. Qué bueno que hayas conocido sobre tu problema, recibas tratamiento y vayas a estar mejor. Un abrazo.

dras arias dijo...

Hola nuevamente, ya hace un par de años compartí mi experiencia por aquí, que es uno de los poquísimos blogs que habla sobre nuestro problema. En el tiempo transcurrido he mejorado notablemente, con algunas recaídas como en todo. He aprendido a convivir con esta sensación de "no estar" o "no sentir", con la ansiedad y la extrema preocupación y hasta con la paranoia que siempre me agobiaba.

Lo verdaderamente cierto de la despersonalización es que no tiene solución, pero no es para desesperarse. Quizá algunos necesiten un viaje como una búsqueda personal, otros la ayuda de un psicólogo o psiquiatra, la compañía de un ser especial que te comprenda a pesar que no se pueda "sentir" como tú, en fin.

Si tu voz interior te dice que así no eres tú o que te estás engañando y vuelve la ansiedad de la "irrealidad", simplemente sigue con lo que siempre haces, la clave es estar ocupado mentalmente lo más posible, ya que aprendí que No me siento "irreal" mientras no pienso en ello. Hacer mucho ejercicio físico, y chequearse constantemente con algún psicólogo (que ayuda aunque pueda ser placebo) también ayuda mucho. Suerte a todos aquellos que han publicado su caso en este blog, y como no, al moderador.

Lizardo Cruzado dijo...

Gracias a ti, Dras Arias, por tu testimonio experiencial tan valioso y motivador, dices mucha verdad en tus consejos para afrontar el problema de despersonalización cuando ha llegado a cronificarse: reconstruir una forma de vida donde la existencia no gire en torno a la constatación reiterativa de las molestias sino donde el resto de actividades empujen a vivir con la mayor plenitud posible.

Saludos y nuestro reconocimiento a tu lucha contra este problema y nuevamente gracias por tu visita y tus elocuentes palabras.

Nicolas Palomo dijo...

Hola:
Bueno mi caso es bien particular, tengo a mi hermana con depresión y mis padres han sufrido mucho en sacarla adelante. hoy tengo 22 y hace años(2010) me sentí igual, con una sensación de como que estuviera soñando, de como que nada fuera real, pero a la vez si se que todo es real, y tengo un miedo terrible al descontrol y el fin de mis sueños de vida. Ahora debo nombrar que estos síntomas volvieron después de un año estresado, mucha universidad y cuando me cambié de mi hogar universitario: pues antes jugaba a la pelota todas las semanas, compartía con mis amigos de casa mis hobbies, conversaba, hacíamos fiestas como todo estudiante y llevaba una vida sentimental genial. Al entrar en el último tramo del año (ya que es enero seguimos en clases por las movilizaciones) al cambiarme de casa, debido al fin de contrato del departamento, tengo una habitaci+on incómoda, perdí mis hábitos de diversión y no se han dado más mis horiarios de jugar a la pelota. Yo relaciono todo esto a mi ansiedad y estrés generado por la universidad y la situación familiar -ya que llevamos dos años de mala suerte- Hace poco fuí a la sicóloga de la Universidad y ella me nombro que estaba estresado que necesitaba retomar mis actividades, aun no puedo, pero lo haré ahora ya que salgo de vacaciones. Tengo muchas ganas de salir adelante, ya que llevo 3 semanas con estos síntomas, ántes estaba genial, muy feliz, me gustaría que me dieras una opinión ..!!! estoy intentando con el Método Landen :)

PD: SOY UNA PERSONA MUY ALEGRE, SIEMPRE HE SIDO EL ALMA DE LA ALEGRÍA Y NO QUIERO PERDER JAMÁS ESO Y SIENTO QUE DE A POCO ME OCURRE.

¿SERÁ ANSIEDAD?¿JUNTO AL ESTRÉS?

un saludo y ánimos a todos !!!! que nada es tan grave, todos podemos!!!

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Nicolás:

Gracias por compartir tu experiencia y tu optimismo. Es muy perspicaz el análisis que haces de tus molestias y sí, al parecer, estos cambios en tu estilo de vida han propiciado la reaparición de esas incómodas molestias. NO decaigas en tu ánimo y al ir mejor tu situación, seguramente también serán superadas estas incomodidades.

Un cordial saludo.

Elisa Lizsan dijo...

Yo tengo 15 años, hace un tiempo (aproximadamente 2 años, nos asaltaron. Fue algo violento.) Después de eso, sentía que no era yo, es decir; yo hablaba pero sentía que no era yo realmente. Es más, algunas veces hasta olvidaba qué era lo que decía, y me sentía adormilada todo el tiempo. Después de un tiempo dejó de pasarme. Pero cada vez que me enfermo, siento esto.
Por ejemplo, hace un año aproximadamente, me dió dengue. Fue tan grave y me sentía tan mal que entré en depresión, no me podía levantar de cama. Además sentía lo mismo.
Otra vez fue hace 4 meses, me operaron por apendicitis.

¿Sabes si es esto lo que padezco?
¿Puedes decirme qué podría ser si no es esto?
Y no le he dicho mas que a algún familiar que otro. Y no le tomaron importancia o simplemente no me creyeron...

Gracias. Y saludos.

Lizardo Cruzado dijo...

Hola Elisa:
Por el breve relato que haces, sí parece haber un componente de despersonalización en todo lo que refieres haber experimentado. Ojalá puedas recibir la atención profesional adecuada. Recibe mi afectuoso saludo.

Alicia Rodriguez Leon dijo...

Bueno yo tngo un mismo caso igual que ustedes,hace meses empeze con el mismo problema y parece ser que ya encontre la clabe pero es que ahora no siento depresion ni nada parecido pero me siento falsa, yo antes era alguien vivaz y muy alegre, muchas veces ami novio le conte que vivia en otro mundo y en el otro,y me llamo loca, porque empeze a decir paranoias sobre la vida...Hubo un momento en que intente no pensarlo,llebaba asi como seis meses o mas cn este trastorno,no dormia nada, oia voces como de una television a tantas de la madrugada, siempre queria dormir constantemente, llege a tatuarme por primera vez y senti una desconexion total cn la mente, no sabia lo que era esto,me empeze a volver loca yo misma, miraba paginas de depresiones pero aun ando mirandolas y no se me quedan las cosas, lo que ahora siento que de unos dias para aca como que el malestar desaparecio, no me e tomado nada pero he fumado porros para aliviar mi ansiedad, he subido un par de kilos,pero hay sentimientos que me invaden y son malos, ando cn el cuerpo cargado de estres, he tenido problemas con mi pareja por mis conductas, muchas veces queria q me comportarse.pero asia un esfuerzo y no podia mas, como dices ustedes queria dejar de existir no levantarme de la cama, pero ya no me dan ataques, una cosa esto puede volver otra vez??lo unico que siento es una mala autoestima,y extraño ami otra identidad a veces.

Anónimo dijo...

Hola, espero que puedan ayudarme con esto. En el mes de febrero experimente un pánico profundo por exceso de marihuana y bueno, yo lo hacia por primera vez (mis amigos siempre decían que se sentía bien) yo no sentía nada y la verdad es que abuse un poco fumando pues quería sentir lo mismo que ellos. Eran las 11 de la noche y de un momento a otro deje de sentir fue como si me estaba muriendo así lo interprete yo y les pedía a gritos que me pellizquen e incluso me di varias veces la cabeza contra la pared, era como si unos segundos estaba viva y otros moría y no sentía nada, eso me duro hasta el otro día. Desde entonces he experimentado un dolor fuerte en el pecho y a continuación empiezo a ver todo como si estuviera en un sueño, como si todo lo que estoy viviendo no es real y empiezo a gritar de pánico pues mi cerebro lo interpreta como si estuviera muriéndome. Espero me pueda decir si esto realmente es despersonalización y si debo acudir a un psicólogo pues se ha vuelto recurrente y prefiero no salir de casa.

Lizardo Cruzado dijo...

Qué duda cabe que se trata de despersonalización lo suyo y debe buscar ayuda profesional lo antes posible. Saludos.

Anónimo dijo...

Hola buenas noches doctora:he leído todos los casos y pues el mio uno mas:tengo 39 años y desde que tenia 8 años siendo víctima de abuso emocional infantil por parte de mi padre y acoso sexual en el colegio y donde vivía hecho que de alguna manera y a mi corta edad lo comencé ver como normal ,estos hechos hicieron que comenzara un un juego mental donde me miraba al espejo y me hacia siempre la misma pregunta quien soy yo ? Era un juego donde yo sentía que entraba y salia de mi cuerpo de mi realidad como quien pasa del espejo de un lado a otro sin ninguna dificultad ,sin embargo un día en este juego sentí que ya no pude volver a mi cuerpo o me quede detrás de el sin poder salir y comenze a experimentar esas sensación de estar y no de ver mi mundo a través de mi misma sin sentirlo ni vivirlo extraña en un mundo que no entiendo pero vivo. Es posible volver a ese estado normal después de padecer este trastorno por tantos años, hay tratamiento?